Multan con 600 euros a un estradense que aparcó sobre un paso de cebra «fantasma»

Estacionó en un viejo paso de peatones que creía invalidado por otro pintado al lado y se ganó tres sanciones

.

a estrada / la voz

Cuando uno va a aparcar en la calle, conviene fijarse bien en las señales y no dejarse llevar por alegres presuposiciones que pueden acabar en multa. Es lo que le ha pasado a un vecino de A Estrada que, por confiar en la lógica y no revisar la normativa, se ha encontrado con una triple sanción que aligerará su cuenta en unos seiscientos euros.

La culpa es de la exagera proliferación de pasos de peatones en algunas calles de A Estrada. Cuando en el casco urbano se instalaron lomos de burro para obligar a los conductores a reducir la velocidad, se pintaron sobre ellos nuevos pasos de peatones sobreelevados. En la mayoría de los casos, los nuevos quedaron muy próximos -en ocasiones justo al lado- de los viejos pasos de peatones pintados a ras de suelo, que algunos conductores dieron por relevados. Con el tiempo, los viejos pasos se han ido desdibujando hasta convertirse en señales «fantasma» a las que se los estradenses han ido perdiendo el respeto.

El episodio de la triple multa tuvo lugar en la calle Fernando Conde, en el entorno del taller mecánico ubicado en la zona. El conductor en cuestión solía aparcar sobre uno de esos pasos de cebra fantasmales que creía jubilados. Hasta que un aciago día el cartero le dejó de golpe una notificación de tres sanciones por infracciones de estacionamiento. Cometidas en tres días distintos, en un corto período de tiempo y detectadas por una patrulla de la Guardia Civil. Por más que el conductor expresó sus quejas en distintas instancias, no ha conseguido librarse de la multa. La razón: por muy desdibujada que esté, la señalización horizontal sigue teniendo vigencia, a no ser que desaparezca por completo.

Las consecuencias económicas del galimatías de señales de A Estrada se han dejado notar en la calle Fernando Conde. Pero esa no es la única rúa con este problema. La duplicación de pasos de cebra muy próximos se da también en la prolongación de la calle Antón Losada Diéguez, en la calle Gradín o en la rúa San Paio. En ellas, los peatones tienen múltiples opciones de cruce -no todos usan los pasos más relucientes- y los conductores mucho a qué atender.

El problema fue planteado por Móvete (Movemento Veciñal Estradense) en el último pleno municipal. La edil Mar Blanco instó al gobierno a repintar los pasos que elija como válidos y a eliminar por completo los contiguos para que no den lugar a error.

El gobierno reconoció que la situación actual puede llevar a confusión, pero recordó que, pese a estar semiborrados, todos los pasos de cebra tienen validez y han de ser respetados por igual.

Repintado en breve

El alcalde en funciones, Juan Constenla, anunció que en cuanto sea posible se acometerá el repintado de la señalización horizontal, aunque no especificó concretamente si se borrarán los viejos pasos en las zonas en las que están duplicados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Multan con 600 euros a un estradense que aparcó sobre un paso de cebra «fantasma»