Reparten abanicos para sobrellevar el calor extremo en el pleno de A Estrada

La sesión contó con la ausencia del alcalde y el edil del BNG y resultó tórrida pese a ser de mero trámite

.

a estrada / la voz

Agosto no es buen mes para hacer política. Y menos estando en un municipio de interior en plena ola de calor. Si además el salón de plenos está en el bajo cubierta del consistorio y no tiene aire acondicionado ni nada que se le parezca, una sesión plenaria puede ser peor que una sauna.

Eso fue exactamente lo que sucedió la noche del jueves en A Estrada. La reforma del consistorio estradense ha optimizado los espacios y mejorado la distribución general de los servicios en el edificio. Sin embargo, ni el traslado del salón de plenos a su nueva ubicación ni su diseño han sido lo más acertado. La visibilidad desde el espacio reservado al público está limitada por la disposición de las columnas y del hemiciclo y las temperaturas son extremas en invierno y en verano. En febrero hay que abrigarse para no acabar la sesión resfriado. En verano, respirar hondo antes de entrar y rezar para que el debate no se alargue.

No es la primera vez que el calor ha obligado a desprogramar un acto en el salón de plenos. En junio del 2017, la recepción de las personalidades homenajeadas por la asociación Fillos e Amigos da Estrada tuvo que trasladarse a la Casa das Letras para garantizar el bienestar del nutrido público asistente. Asimismo, la celebración de las sesiones plenarias de junio, julio, agosto y septiembre se han retrasado una hora para escapar del sobrecalentamiento del edificio. Los plenos estivales arrancan a las 21.30, pero en semanas como esta, de poco sirve.

Rancaño, velando por la salud

Nadie se ha molestado en colocar un termómetro en el salón de plenos, pero, si lo hubiese, en la última sesión seguro que rebasaría ampliamente los treinta grados. Alguna edil previsora acudió al pleno equipada con abanico propio. Para velar por la salud del resto, el edil de Sanidad y Turismo, Óscar Rancaño, tuvo el detalle de distribuir entre todos los asistentes abanicos promocionales con el lema

A túa Estrada

. Gobierno y oposición los sacudieron para sobrellevar una sesión que resultó tórrida pese a ser de mero trámite.

El primer teniente alcalde, Juan Constenla ejerció de alcalde en funciones en sustitución del titular, que está de vacaciones hasta el 17. Tampoco asistió a la sesión el edil del BNG, Xosé Magariños, que está de viaje en el extranjero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Reparten abanicos para sobrellevar el calor extremo en el pleno de A Estrada