La Feira da Sidra escanció cerca de 4.000 botellas y agotó existencias

Los 2.000 vasos serigrafiados para el evento se esfumaron en la jornada matutina

.

a estrada / la voz

La Feira da Sidra volvió a agotar existencias en su séptima edición, celebrada ayer en la Praza do Concello de A Estrada. La organización había serigrafiado para la ocasión 2.000 vasos que se vendían a 5 euros y que sus propietarios podían rellenar cuantas veces quisiesen durante todo el día. A las dos y media de la tarde, los 2.000 vasos se habían agotado. Los organizadores tuvieron que rebuscar en sus almacenes algunos vasos sobrantes de las primeras ediciones de la fiesta. Consiguieron 300 más que se pusieron a la venta en la jornada de tarde y de los que estradenses y visitantes también dieron buena cuenta enseguida. «Inauguramos a primeira feira con 500 vasos, pero cada ano a cousa vai a máis. Cada ano subímoslle algún máis e sempre seguimos quedándonos curtos», constata José Antonio López Pampín, presidente de Maceira e Sidra, la asociación que organiza el evento. «Cada ano poñemos os vasos dunha cor, para diferencialos. Os deste ano eran roxos, pero pola tarde tivemos que sacar vasos de todas as cores para atender a demanda», explica.

Además de comprar el vaso, el público tampoco se cortó rellenándolo. Tras agotarse las 3.000 botellas de sidra disponibles para escanciar, las marcas locales recurrieron a sus bodegas para no dejar al público de la tarde a secas. Aportaron más de medio millar de botellas extra que se escanciaron también sin problemas.

Por otra parte, la venta de sidra por botellas también sube como la espuma. A última hora de la mañana apenas había ya marcas para elegir. Según comenta Pampín, las marcas estradenses -Ribela, Peroja, Torres de Moreda, Camino y L. P.- fueron las que primero desaparecieron, junto a la marca francesa Le Maître, una sidra achampanada de la Bretaña francesa que tuvo gran aceptación en la feria.

En vista del éxito, López Pampín considera que hay que empezar a trabajar en la próxima edición pensando en una ampliación de la oferta de vasos y de lagares. También cree que es fundamental ampliar físicamente el espacio dedicado a las barras para que no se generen colas y la gente pueda degustar relajadamente las sidras en la barra, sin aglomeraciones como las que llegaron a darse ayer en la hora punta del evento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La Feira da Sidra escanció cerca de 4.000 botellas y agotó existencias