La empresa Carbia cierra tras un siglo abasteciendo de pescado a A Estrada

La firma llegó a tener tres tiendas en el casco urbano estradense y una en Cuntis


a estrada / la voz

La empresa estradense Pescados Carbia ha echado el cierre esta semana tras un siglo abasteciendo de producto fresco a las familias del municipio.

La firma la había puesto a rodar José Carbia García, un visionario que intuyó que acercar las capturas de las rías gallegas a un municipio en el que truchas y salmones eran el único pescado del menú sería un acierto. Así fue como José Carbia echó a andar una de las primeras pescaderías de A Estrada, cuando aún no había camiones frigoríficos ni coches de reparto siquiera. «Segundo nos contaba meu pai, ían cun carro de bois a Marín a buscar o peixe. En Moraña cambiábanlle os bois, que xa estaban cansos», cuenta José Luis Carbia, nieto del fundador. «O reparto polas aldeas facíase a pé, con aquelas patelas que había antes na cabeza. Ás veces o que se facía non eran vendas, senón trocos. Por exemplo, deixaban o peixe nas parroquias e traían de volta patacas ou ovos», explica.

El testigo de José Carbia lo cogió su hijo Manuel, que inició la expansión de una empresa que llegó a tener un almacén en O Pedregal, tres pescaderías en el casco urbano estradense y una en el vecino municipio de Cuntis. De las estradenses, la situada en la Avenida de Santiago ya cerró hace años, pero se mantuvieron la histórica de la esquina entre la calle Padrón y Waldo Álvarez Ínsua y la de la Praza da Feira, la última en abrir.

En la actualidad, la pescadería de Cuntis -de la que se hizo cargo en su día Rafael Carbia- es la única que continúa abierta al público. Al frente de las dos que quedaban en A Estrada estaban los hermanos Manuel y José Luis Carbia. Según explica José Luis, la jubilación de su hermano Manuel y el complejo panorama económico global les han llevado a dar el difícil paso de cerrar la empresa. Esta semana han cerrado las pescaderías de la calle Padrón y de la Praza da Feira, así como el puesto que la firma tenía en la plaza de abastos estradense. Se ha cancelado también el reparto domiciliario que se hacía por las parroquias de la zona rural estradenses y por algunas de Forcarei y Cerdedo. En breve cerrarán también las oficinas y el almacén de la empresa en O Pedregal.

Once despidos

El cierre ha supuesto el despido de once trabajadores. José Luis, que suma ya 45 años en la empresa, explica que la crisis, el estancamiento poblacional de A Estrada y la fuerte competencia -sobre todo la de los supermercados- han puesto la situación difícil. «Estivemos aguantando a ver se se podía seguir, pero non é viable», cuenta abatido. «A empresa non está dando os beneficios que debe dar e o que fixemos foi buscar a mellor maneira de pechar», explica.

¿Próxima reapertura?

En los escaparates de las pescaderías Carbia en A Estrada puede verse un cartel de cerrado en el que se avanza: «Próxima apertura Pescados Javier». Según explica José Luis Carbia, un empresario del sector ha mostrado cierto interés por aprovechar la infraestructura y retomar el negocio, pero no hay nada cerrado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La empresa Carbia cierra tras un siglo abasteciendo de pescado a A Estrada