A Estrada se consolida como la gran fábrica del cine en lengua de signos

El estradense Veru Rodríguez grabará este mes en el IES García Barros un nuevo corto dirigido a personas sordas


a estrada / la voz

Cuando el director canario Veru Rodríguez se instaló en A Estrada y empezó a producir contenidos audiovisuales para personas sordas muchos lo tomaron por un justiciero romántico. Él, que es hijo de padres sordos, perseguía el sueño de poder sentarse a ver la tele en familia. No era mucho pedir, pero era imposible. Salvo un informativo de media hora emitido por La 2, el resto de los contenidos televisivos dejaban totalmente al margen a este colectivo. Tampoco en Internet era fácil encontrar oferta. España apenas producía contenidos y, con los de otras zonas, existía la barrera idiomática, ya que la lengua de signos es diferente en cada país y la versión internacional no todos la dominan.

El director conjugó sus conocimientos del mundo audiovisual con los de la cultura sorda e impulsó IDendeaf, la Asociación para la producción y formación audiovisual de las personas sordas. El objetivo era doble: producir contenidos para las personas sordas y formarlas para que los creasen ellas.

Con el tiempo, aquella apuesta romántica consiguió marcar un cambio de rumbo y convirtió A Estrada en el Hollywood del cine en lengua de signos. IDendeaf aún no se ha atrevido con un largometraje, pero la webserie Mírame cuando te hablo y los catorce cortos producidos hasta ahora han empezado a llenar el enorme hueco en el audiovisual para personas sordas y han acaparado decenas de premios. La serie web ha viajado por festivales de cine sordo de todo el mundo, desde Hong Kong a Colombia. Y el corto Las muelas del cuco ha acaparado 21 premios.

Una vivencia hecha corto

La colección de cortos en lengua de signos seguirá creciendo. A los 14 disponibles se sumará esta primavera uno más. Lleva por título

CODA (Children of Deaf Adults)

y trata sobre lo que en la jerga de la cultura sorda se llaman niños CODA, es decir, los hijos de padres sordos. La historia se inspira en una vivencia del propio Veru Rodríguez que, como niño CODA, de pequeño actuó de traductor a lengua de signos del informe de mal comportamiento que en su colegio pretendía hacerle llegar a sus padres. «Todos desconfiaban un poco de mi traducción», reconoce el director riendo. «Es una tragicomedia que cuenta la historia de los niños CODA que, sobre todo antes, eran la única vía de ayuda de los padres a la hora de interpretar», explica.

«En el 2007 se reconoció la lengua de signos española y nacieron ciertos servicios, como el de intérpretes o el de subtítulos. La situación está cada vez mejor pero los servicios de interpretación que se ofrecen aún no son suficientes. A veces necesitas solucionar ya un trámite en el banco pero no hay intérprete, porque va por cita. Los niños CODA siempre tuvieron esa responsabilidad. Algunos lo recordamos con más cariño y otros con menos...», comenta el director.

Alumnos como extras

El corto se empezará a grabar en el IES Manuel García Barros el día 16. Salvo la actriz estradense Ana Puente -que hará el papel de directora-, el resto de los protagonistas del corto serán personas sordas. Los alumnos del instituto estradense participarán como extras.

IDendeaf tiene entre manos además un proyecto a lo grande. Si todo sale bien, en septiembre empezará a grabar su segunda serie web en lengua de signos, en coproducción con Chile, Argentina y otros países y combinando diferentes lenguas de signos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

A Estrada se consolida como la gran fábrica del cine en lengua de signos