La pérgola de la alameda de A Estrada se recolocará en otro espacio público

El gobierno descarta mantenerla en los jardines pero estudia otros emplazamientos


a estrada / la voz

La pérgola de la alameda estradense se salvará de la demolición. La estructura, que separa la Praza do Concello de los jardines municipales, será desmontada piedra a piedra y conservada de forma íntegra con el objetivo de recolocarla en otro emplazamiento. Acaba de desvelarlo el alcalde de A Estrada, José López. Según explica, el proyecto de reforma de los jardines contempla una partida para la retirada y acopio de la piedra de la pérgola y de su murete perimetral de apoyo, incluyendo también los soportes circulares, la viga superior e incluso el entramado metálico.

Una vez desmontada, el Concello valorará dos vías: hacer acopio del material en un almacén mientras se decide donde se recolocará la pérgola o bien definir previamente el emplazamiento y, cuando se retire de la alameda, montarla ya en su nuevo destino. El gobierno local es más partidario de la recolocación directa en un nuevo espacio público.

Está claro que la pérgola no volverá a dar sombra en la nueva alameda, ya que la estructura no aparece en el proyecto de rediseño de esta zona verde. Pero su reubicación está aún por ver.

Entre las alternativas que el gobierno tiene ahora mismo sobre la mesa están la Praza do Mercado -sustituyendo a la pérgola de madera-, la Praza da Feira -también en sustitución de la estructura actual- o la Praza da Música. En este último espacio se colocaría al fondo, humanizando el muro de bloques que afea un espacio reformado recientemente.

No obstante, por el momento no hay nada decidido. Se valorarán tanto estas como otras propuestas que vayan surgiendo.

La retirada de la pérgola de la alameda ha sido desde el principio uno de los aspectos más polémicos del proyecto de reforma y ampliación del jardín estradense. Tanto en las redes sociales como a pie de calle se han erigido voces defendiendo la pervivencia de esta estructura a la que muchos estradenses tienen apego sentimental. Sin embargo, el gobierno dejó claro desde el principio que la estructura no encajaba en los planes de reforma de la céntrica zona verde estradense. El propio alcalde, José López, avanzó en su día que, salvo que Patrimonio informase en sentido contrario, la idea del gobierno era prescindir de este elemento para ampliar la Praza do Concello y convertirla en un espacio diáfano.

Elemento «distorsionador»

Y la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta no solo respaldó la retirada de la pérgola, sino que incluso animó en sus informes a llevarla a cabo. Según el informe del departamento autonómico, los únicos elementos del entorno con protección patrimonial son el edificio del consistorio y el palco de la música. Patrimonio impone además la conservación del muro perimetral de la alameda que salva el desnivel con la calle Benito Vigo y la disposición de la entrada a la alameda respetando la tipología tradicional de paseo central flanqueado por árboles.

Sobre la pérgola construida entre los años sesenta y setenta -existen informaciones contradictorias sobre su génesis y faltan documentos históricos que concreten la fecha- Patrimonio no impuso ningún tipo de protección. De hecho, el departamento incluso llegó a sugerir su retirada al indicar que este elemento distorsiona la continuidad visual de los dos elementos con catalogación patrimonial: el consistorio -rematado en 1912- y el palco de la música.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pérgola de la alameda de A Estrada se recolocará en otro espacio público