«Me ilusiona tocar en casa e intentar motivar a los estudiantes de música»

El músico, afincado en Oviedo, ofrece mañana un concierto de guitarra clásica en el teatro Principal


a estrada / la voz

Rubén Abel Pazos (A Estrada, 1982) es la demostración de que, paso a paso, se puede llegar muy lejos. Él empezó su carrera musical en el Conservatorio de Grado Medio de A Estrada, estudiando guitarra con Pelayo Redondo. Obtuvo el título de profesor superior de guitarra en Santiago, siguió perfeccionando a golpe de cursos y becas e hizo un posgrado en la Universidad del Mozarteum de Salsburgo (Austria), la meca de los estudiantes de guitarra. Desde hace ocho años está afincado en Oviedo, donde ejerce como profesor de guitarra en el Conservatorio Profesional y compagina su actividad docente con su carrera concertística.

Momentos de flaqueza

Mañana regresará a A Estrada dispuesto a contagiar a todos los alumnos estradenses su pasión por la música. «A veces a los niños les cuesta continuar sus estudios musicales. Es más divertido ir al parque que estar todas las tardes en el Conservatorio. Los estudios de clásica están reglados y son duros. Cuando eres niño, lo que quieres es tocar, pero hay mucha teoría...», constata. Él mismo tuvo sus momentos de flaqueza, de querer abandonar el barco. «Yo seguí gracias a mis padres, que supieron negociar de manera maquiavélica», confiesa.

Ahora que vive de la música y que ha dado conciertos en Francia, Italia, Hungría, Japón, Rusia o Tailandia, está satisfecho de poder tocar en casa e intentar motivar a los estudiantes de música clásica que invierten muchas tardes en el Conservatorio. «Hace más de 15 años que no doy un concierto de guitarra clásica en A Estrada. En A Estrada actuaba cuando era pequeño, en las audiciones del Conservatorio. También en el festival Viven, pero con la eléctrica. Después de acabar el Grado en el 2000 di un concierto como solista, pero desde entonces no había vuelto a tocar guitarra clásica en A Estrada», constata. Actuó, en cambio, hace solo una semana como integrante del grupo El Búho, que debutó el sábado pasado en el Principal.

«Subidón de motivación»

«Creo que para los alumnos es importante que vean que gente como ellos, que estudió en las mismas aulas y con los mismos profesores, está tocando por ahí, que existe una realidad que es dar conciertos y que, si siguen adelante, pueden llegar a hacer muchas cosas con un instrumento», comenta Abel. «Es un subidón de motivación ver a alguien como tú que ha conseguido algo. Si no hubiese seguido yo tampoco habría ganado concursos ni estaría dando conciertos», explica. «He tocado en muchos sitios, pero este concierto es especial porque me ilusiona volver a casa e intentar motivar a los estudiantes», asegura.

El concierto será mañana viernes a las 21.00 horas en el Principal (entrada 3 euros). El programa incluye temas de Bach, Mertz, Castelnuovo-Tedesco y tres piezas españolas de J. Rodrigo: Fandango, Passacaglia y Zapateado.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

«Me ilusiona tocar en casa e intentar motivar a los estudiantes de música»