A Estrada activa talleres en Primaria para atacar el acoso escolar por la base

Los alumnos se formarán en prevención de conductas violentas y resolución de conflictos


a estrada / la voz

Unidos y desde la base. Así es como pretenden actuar el Concello de A Estrada, la asociación Acrofam y los centros escolares del municipio para prevenir el acoso escolar.

La Asociación para el Crecimiento y Orientación en Familia y el Concello colaboran desde hace tres años con el departamento de Orientación del IES Manuel García Barros para reforzar cuestiones educativas primordiales que a veces se pasan por alto por no formar parte explícita del programa concreto de ninguna asignatura. Este año, la colaboración se ha hecho extensiva a dos centros locales de infantil y primaria: el colegio Pérez Viondi y el Figueiroa. Según explica la responsable de Acrofam, Kim Llobet, el objetivo es entrenar a los niños en el manejo de las emociones. «Desde pequeños hay que enseñarles a identificar las emociones y a gestionarlas para que no deriven en situaciones problemáticas», explica.

Esta teoría la ratifica la orientadora del García Barros, Pilar Méijome. «Es muy importante trabajar la resolución de conflictos desde los primeros niveles. Todos, incluso los adultos, nos vemos muchas veces superados por las circunstancias. Las discrepancias y los conflictos son buenos y enriquecedores, pero hay que saber resolverlos de forma positiva y pacífica. No es fácil, y los mayores a veces tampoco somos buenos espejos», explica.

Para atajar el problema por los cimientos, este curso los CEIP Figueiroa y Pérez Viondi contarán con talleres de educación emocional y musicoterapia para los niños de educación Infantil, que además tendrán clases de tai chi para reforzar el equilibrio y facilitar la concentración, la asertividad, la gestión de emociones y la resolución de conflictos. Por su parte, los alumnos de primero y segundo de Primaria participarán en un taller de resolución de conflictos y los alumnos de tercero a sexto en otro de prevención de conductas violentas. «No es lo mismo agresividad que violencia. La agresividad es una reacción legítima que indica que hay un problema que resolver. Cuando se reprime es cuando se convierte en violencia, en lago destructivo. Los niños tienen que aprender a identificarlo y gestionarlo desde la más tierna infancia», cuenta Llobet.

En Figueiroa los talleres ya están en marcha, mientras que en Pérez Viondi comenzarán en noviembre. El director del colegio de Figueiroa, José Manuel Reboredo, asegura que la experiencia está siendo enriquecedora. «Se están aplicando las primeras estrategias para resolver los pequeños conflictos del patio a través de la mediación», explica.

En el IES García Barros, además de los talleres de resolución de conflictos y prevención de conductas violentas se impartirá otro de control de la ansiedad y técnicas de relajación para alumnos de Bachillerato. En este caso será de asistencia libre y fuera del horario lectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Estrada activa talleres en Primaria para atacar el acoso escolar por la base