A Estrada busca pistas para encontrar el Camino

Una cita del Padre Sarmiento, las vieiras de la iglesia de Codeseda, varias cruces de Malta en viviendas y un peto de ánimas dedicado «a los caminantes» dan alas para investigar una ruta medieval a Santiago


A ESTRADA / LA VOZ

Un pueblo que se llama A Estrada y que está a un paso de Santiago no puede quedarse fuera de los mapas del Camino. La Xunta ha reconocido hasta el momento nueve rutas históricas avaladas con documentación que atestigua que fueron paso habitual a lo largo de la historia. De esas rutas oficiales solo la Vía de la Plata -que discurre por San Miguel de Castro- toca suelo estradense.

Pero eso puede cambiar. Nuevas investigaciones apuntan a que al menos dos Caminos más a Santiago atravesaban A Estrada.

Uno de ellos es el Camino Miñoto Ribeiro, para el que la asociación de concellos de paso busca el sello oficial de Ruta Xacobea. Con origen en Castro Leboreiro (Melgaço), entra en A Estrada por Forcarei y continúa hacia Vedra.

El otro está más verde. Aún no tiene nombre ni itinerario definido. Ni siquiera se sabe si en parte podría coincidir con el Camino Miñoto Ribeiro a su paso por A Estrada. No obstante, la asociación Codeseda Viva y los investigadores Luis Ferro, Marcos Pérez, Jorge Fernández y Carlos da Barreira están convencidos de que hubo un Camino medieval portugués que no coincide con el oficial del Xacobeo y que entraría en A Estrada desde Cerdedo.

Los investigadores no han hecho más que empezar, pero han hallado indicios reveladores que les animan a seguir rastreando monumentos y archivos en busca de nuevos datos. Aseguran que hay pistas de peso que apuntan a un camino medieval a Santiago con origen en Portugal que atravesaría la parroquia de Codeseda.

¿Y cuáles son esos indicios?. Uno es la obra Viaje a Galicia (1745) del Padre Sarmiento. En ella el intelectual se refiere al puente de Pedre (Cerdedo) diciendo que es pasaje real para pasar desde la provincia de Tui a Los Baños (por Cuntis) y A Estrada. El Padre Sarmiento considera que este podría ser el camino de los romanos de Braga a Lugo. Los investigadores actuales sostienen que, si así fuese, es fácil que esta ruta histórica consolidada fuese la utilizada por los peregrinos procedentes de Portugal para llegar a Compostela.

Esta tesis se refuerza con el hallazgo en uno de los muros exteriores de la iglesia de Codeseda de un relieve con dos conchas de vieira flanqueando una cruz inserta en un círculo. El templo fue edificado sobre construcciones mucho más antiguas.

Piedras «peregrinas»

Algunos de los sillares de los edificios precedentes se reutilizaron en el nuevo. Este parece ser el caso de la piedra con el relieve de las conchas. Según los expertos, su forma indica que fue diseñada para el dintel de una puerta, quedando la cruz y las conchas sobre la cabeza de quienes la cruzasen. La imperfección en la distribución y definición de los elementos son propias de construcciones antiguas obtenidas con herramientas aún poco perfeccionadas. Las dimensiones también hablan de una pieza labrada hace muchos siglos. A pesar de que debía ser una entrada realmente significativa -tal vez la puerta de entrada de los peregrinos al recinto o lugar de culto- el ancho escasamente permitiría el paso de dos personas a la vez. Aunque es difícil de certificar la fecha de esta piedra «peregrina» sí se han encontrado documentos referidos a los edificios religiosos existentes en ese lugar. La reseña más antigua es de 1124.

Cruces de Malta en las casas

La hipótesis de Codeseda como lugar de paso de peregrinos en época medieval coge peso también por la presencia de una o varias cruces de malta grabadas en las piedras laterales de la puerta de entrada a algunas casas de Codeseda. Los investigadores creen que pueden ser testimonio de la presencia local de la Orden de Malta, que se establecía en las rutas de peregrinos para darles apoyo.

Otro indicio es la presencia en la pretendida ruta de petos de ánimas, habituales en los caminos de peregrinos y rutas más transitadas, para obtener más limosnas. En el de A Consolación -en Tabeirós, la única parroquia estradense que tiene por patrón a Santiago- puede leerse la dedicatoria: «A los caminantes».

Un testamento pide un hospital local de peregrinos

En la reivindicación de A Estrada como punto del Camino juega un papel fundamental un testamento estudiado por el investigador Luis Ferro. En 1589 Juan González de Figueroa mandaba hacer a sus herederos «una casa donde se acojan los pobres peregrinos» que no llegó a construirse. También en los estatutos de la cofradía de Toedo se establecía que si algún peregrino moría en la feligresía se le daría entierro como a un cofrade más. Y aún quedan por analizar los documentos de varias cofradías que existieron en Codeseda y por seguir la pista de algunos indicios que apuntan a que los reyes de Portugal Afonso II y Santa Isabel (esposa de Dionisio I) en dos ocasiones entre 1325 y 336 pasaron por Codeseda en sus peregrinaciones a Santiago. Cruceiros como el de A Estrada -con figuras de Santiago y San Roque, peregrinos por antonomasia- y el de Cerdedo -con una figura de Santiago apóstol en lugar de la de Cristo-, tallas de conchas de vieira y la toponimia -como el lugar de O Vieiro, en Codeseda- dan para seguir tirando del hilo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

A Estrada busca pistas para encontrar el Camino