Gradín incorpora carne de Frigoríficos de Bandeira a sus menús escolares

Olimpio Pelayo Arca Camba
o. p. arca A ESTRADA / LA VOZ

A ESTRADA

Daniel Cochón, de Frigoríficos de Bandeira ?centro?, con Adriana y Antonio Abelleiro, de Sala Gradín.
Daniel Cochón, de Frigoríficos de Bandeira ?centro?, con Adriana y Antonio Abelleiro, de Sala Gradín.

Antonio Abelleiro destaca la apuesta de la firma por productos gallegos de calidad

16 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Sala Gradín acaba de incorporar a Frigoríficos de Bandeira como proveedor de las carnes que emplea en sus menús escolares. La empresa cárnica, que tiene destacados cocineros con estrella Michelín entre sus clientes ?Martín Berasategui, David Muñoz o los hermanos Roca, y buena parte de restauradores del premiado Grupo Nove gallego. como Pepe Solla? surtía ya a Gradín en comidas de eventos sociales, de bodas a comuniones, bautizos y celebraciones. Ahora se incorpora a unos menus escolares en los que Antonio Abelleiro ?responsable de Márketing y Ventas? destaca la apuesta constante de Gradín por los productos gallegos de calidad: «Nuestro objetivo es que nuestros niños coman una comida casera, natural, que estén adecuadamente alimentados. Sala Gradín es una empresa que factura todo en Galicia, y todos nuestros proveedores son gallegos. Queremos fomentar el rural gallego, y poner en valor los productos que genera nuestra tierra».

Indicó en esa línea que frente a la oferta diaria de productos de multinacionales, «nunca escuchamos a quienes no son gallegos». La gerente del grupo, Adriana Abelleiro, destacó que cada vez se valora más esta apuesta por la calidad y el consumo de productos propios de Galicia. Tanto por parte de los clientes particulares, como de la propia administración, premiando en sus concursos factores como el consumo de lácteos gallegos o exigiendo que la distancia de las cocinas no supere los 200 kilómetros, en una apuesta por la calidad.

Un argumento similar el de Daniel Cochón, de Frigoríficos de Bandeira, destacando las ventajas de consumir carne fresca de calidad, en lugar de «carne congelada que no se sabe ni de donde viene», concluyó.