Repueblan una finca quemada en Moreira lanzando bolas de semillas

El proyecto arranca mañana, impulsado por la guardería Elfos y abierto a todo el mundo


a estrada / la voz

Reverdecer una parcela que ha sido pasto de las llamas en la parroquia de Moreira (A Estrada). Ese es el objetivo del proyecto desarrollado este curso por la escuela infantil Elfos al amparo del programa Voz Natura.

La repoblación no se hará conforme a los sistemas agrícolas tradicionales. La comunidad escolar ha decidido apostar por la agricultura sostenible y se ha decantado por un curioso método japonés que últimamente gana adeptos también en occidente. Se trata del Método Fukuoka, también conocido como Nendo dango. El método lleva el nombre de su inventor, un agricultor, biólogo y filósofo japonés nacido en 1913.

Según explica la directora de la escuela infantil, Marisa Moimenta, el método consiste en recolectar y seleccionar semillas que se colocan en bolas de arcilla que una vez secas se lanzan a la tierra sin más para que germinen.

La experiencia está abierta a la sociedad estradense en general. Mañana viernes a partir de las 17.30 horas el patio exterior de la escuela infantil acogerá un taller en el que se elaborarán las bolas de arcilla con las semillas ya recolectadas y seleccionadas anteriormente. En la actividad participarán el profesorado del centro, el alumnado y sus familias. Además se ha invitado a los alumnos de 3 años del colegio Pérez Viondi. La organización anima a acercarse a todas las personas que quieran conocer de cerca este método de repoblación.

Pimienta contra los pájaros

En la sesión se elaborarán las bolas, mezclando las semillas de especies autóctonas con humus y con arcilla. Después habrá que esperar a que las bolas o nendo dango se sequen. Cuando estén listas serán lanzadas a la zona de repoblación. «Con este método, as sementes non se enterran. As bolas bótanse sobre o terreo e déixase que a natureza as desfaga. A mestura leva pementa para que os paxaros non coman a semente», explica la directora de la guardería. Con las lluvias, la arcilla absorbe el agua y la semilla la utiliza para poder germinar.

Después, los alumnos supervisarán la germinación y crecimiento de las plantas y comprobarán la eficacia del método.

Los principios del Método Fukuoka se desarrollan a partir de la filosofía del no-hacer, o intervenir solo hasta donde sea necesario y lo mínimo posible en los procesos naturales. La mayoría de los preceptos del método japonés coinciden con los de la agricultura ecológica convencional. Básicamente son: no arar, no usar abonos ni fertilizantes, no eliminar malas hierbas ni usar herbicidas, no usar pesticidas y no podar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Repueblan una finca quemada en Moreira lanzando bolas de semillas