Paralizan el derribo de presas de molinos proyectado en A Estrada

El Concello pide a la Xunta que revise la necesidad de demoler estas estructuras para favorecer la recuperación del mejillón y el topillo de río


a estrada / la voz

El Concello de A Estrada ha acordado con la Dirección Xeral de Conservación da Natureza la paralización en la zona del proyecto Life + Margal Ulla. La iniciativa prevé la demolición de una decena de viejas presas de molinos en la cuenca del río Ulla a su paso por las comarcas de Tabeirós-Terra de Montes y Deza. Los derribos tienen como objetivo favorecer la recuperación de las poblaciones de náyade o mejillón de río (Margaritifera Margaritifera) y del desmán ibérico o topillo de río (Galemys Pyrenaicus). El proyecto está ya aprobado, las obras adjudicadas a la empresa Copcisa S. A. y los trabajos en plena ejecución. Las demoliciones de presas comenzaron en agosto en la comarca dezana y provocaron una fuerte contestación en los vecinos de Vila de Cruces y Silleda afectados por los derribos. Tanto los habitantes ribereños como los propios Concellos aseguran que la demolición de las presas que daban servicio histórico a los molinos de Coto y de Martínez, en el río Deza, les pilló completamente por sorpresa. Los afectados denuncian indefensión ante el derribo y cuestionan la necesidad del mismo.

Ante esta reacción en la comarca dezana, el gobierno estradense ha decidido tomar cartas en el asunto antes de que los derribos comiencen en A Estrada. Según indicó ayer el alcalde estradense, José López, en el municipio está previsto derribar varias presas en los ríos Riobó, Liñares y Ulla. Al contrario que en el caso de sus homólogos de Cruces y Silleda, el regidor estradense reconoció ayer que en junio hubo una reunión del gobierno con técnicos de Medio Ambiente para hablar del proyecto. No obstante, según aseguró López, en aquel encuentro se habló solo de la eliminación de vegetación ribereña foránea e invasiva y de su sustitución por especies autóctonas, pero en ningún momento se mencionó el derribo de las presas.

López tiene previsto reunirse el martes con los responsables de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza para conocer todos los detalles del proyecto. El alcalde pedirá a la Xunta que se revise la necesidad de demoler las estructuras.

Derechos de uso frente a ecología

El derribo de las presas proyectadas no es gratuito. Responde a un plan que pretende eliminar obstáculos en las cuencas fluviales para que el mejillón y el topillo de río, dos especies amenazadas, puedan mejorar su movilidad -el mejillón de río vive adherido a las branquias de los salmónidos en su etapa inicial- y recuperar su presencia. Frente a este interés medioambiental están los derechos de uso históricos de las presas de los molinos, aunque todos ellos carecen en la actualidad de concesiones de agua vigentes.

Votación
0 votos

Paralizan el derribo de presas de molinos proyectado en A Estrada