Aplausos estradenses en el Tour

óscar manzano, O. P. A ESTRADA / LA VOZ

A ESTRADA

Tres jóvenes se desplazaron hasta el mítico Alpe d´Huez para seguir en directo una de las etapas decisivas de la ronda gala

29 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Diego y Lorena Godoy, hermanos estradenses, se lanzaron a la aventura junto con su prima Noemi la pasada semana en un viaje por Francia que les llevaría a animar a Alberto Contador en una de las etapas más míticas del Tour de Francia, la del Alpe d?Huez. Los tres estradenses se trasladaron a Lyon en avión, y según afirma Diego Godoy, «desde allí alquilamos un coche hasta el Alpe d?Huez. Fueron 200 kilómetros de trayecto desde la ciudad hasta la etapa pero se hicieron llevaderos», añade.

El viaje hasta Francia no les resultó especialmente caro, ya que «sumando el vuelo, el hotel, el coche... sale una cantidad asequible para los tres». Además, Godoy apunta que «reservamos todo con antelación, lo que rebajó los gastos necesarios.

Aunque Diego Godoy ha viajado para seguir rallyes en distintas partes, como el Mil Lagos de Finlandia, el de Cataluña y el de Portugal, está fue la primera vez que viajó al Tour de Francia. «Aunque ya estuvimos presentes en la Vuelta Ciclista a España cuando pasó por A Estrada», puntualiza, que asegura que tanto él como su hermana y su prima «ya seguíamos la competición desde casa, por televisión».

Los jóvenes estuvieron a ocho kilómetros de la meta de la etapa, y vieron el esfuerzo de ciclistas como el líder Froome, el ganador de etapa, Thibaut Pinot los españoles Valverde y Contador, a quienes animaron desde su posición.

En Francia permanecieron dos días, tras los que fueron directos a Suiza, donde estuvieron durante otros dos días para visitar Zurich y Berna. Cuando se le pregunta a Diego Godoy si acudiría a alguna otra competición ciclista de gran fama, como puede ser el Giro d?Italia, el estradense asegura que «sin duda, si surge la posibilidad».

«Una experiencia única»

Godoy afirma que tanto el como sus compañeras de viaje practican el ciclismo alguna vez, como aficionados. No duda en recomendar a quienes puedan acercarse a una prueba de este nivel hacerlo: «Es una experiencia única e impresionante, que merece la pena vivir». En la memoria se traen todos los recuerdos de esas jornadas de un Tour en el que contemplaron una de las etapas decisivas: y las fotos que atestiguan que el 25 de julio del 2015, ellos estuvieron allí.