El policía estradense con Medalla al Mérito: «Este é un premio de todos»

Rocío García Martínez
rocío garcía A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

miguel souto

Pedro Abal subrayó el trabajo en equipo y se declaró feliz ayudando al prójimo

06 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

La Academia Galega de Seguridade Pública (Agasp) acogió este miércoles un acto especial. El conselleiro de Presidencia, Xustiza e Deporte, Diego Calvo, entregó las Medallas al Mérito de la Policía Local y una de las tres concedidas se quedó en casa.

El destinatario fue Pedro Abal López, el policía local que el 20 de noviembre del 2023 se jugó el tipo para defender a dos personas que estaban siendo atacadas en la calle por un perro de raza potencialmente peligrosa. Un pitbulll que ya había protagonizado otros incidentes en el entorno de la Avenida de Santiago y que tenía atemorizados a los vecinos atacó a una pareja y a su pinscher miniatura. El agente acudió raudo tras recibir el aviso, tuvo la vista de ponerse los guantes anticorte al bajar del coche y reaccionó de la mejor manera: sujetó al perro por la correa, le tapó la nariz para obligarle a abrir la boca y soltar a su presa y lo inmovilizó entre sus piernas.

miguel souto

Pedro Abal agradeció ayer el reconocimiento público. «A todos nos gusta que nos dean parabéns cando facemos algo ben», dijo. No obstante, quiso aclarar que el premio no es solo suyo. «Recibín eu a medalla por todos os compañeiros. Este é un premio de todos», subrayó. El agente destacó que lo más importante es que la pareja atacada por el perro está bien y el perro a buen recaudo —le fue decomisado a su dueño y está custodiado en la perrera—. Detalló que, para culminar la operación, fue precisa la intervención de muchas personas, como el jefe de la policía o el alcalde, que no tuvieron tanta repercusión mediática pero fueron vitales para que el cuento terminase bien.

Pedro Abal confiesa que, cuando actúa, no suele pensar en su propia seguridad personal. «Eu simplemente actúo. Quero axudar. Éncheme de orgullo poder axudar ás persoas, sexa en casos coma este ou cando unha persoa maior cae e non se da levantado na rúa ou cando lle cae unha tella a un coche. Para min é tan grata unha cousa coma a outra», explica reconociendo que lo único que le desagrada es tener que poner denuncias por mal aparcamiento. «Cando teño que facelo, chego á casa xa se me nota na cara», confiesa.

La vocación de servicio de Pedro Abal es pública y notoria. El policía es feliz en su trabajo y por eso su entrega es la misma con premios que sin ellos. «Estou súper contento co premio, non só por min senón porque é un recoñecemento a todos os compañeiros, pero de traballar sempre teño ganas. Pode dicircho calquera», responde cuando se le pregunta si la medalla le va a dar más fuerzas para seguir trabajando.

Pedro Abal recogió el premio arropado por sus compañeros de la Policía Local de A Estrada.

En el acto se entregaron otras dos Medallas ao Mérito a los policías Santiago de la Fuente y Julio Castro, dos agentes de Marín que detuvieron al presunto autor de la muerte violenta de una mujer.

miguel souto

En la Agasp también fueron homenajeados ayer otros 52 agentes gallegos que recibieron distintivos de permanencia al cumplir 25 años de servicio. Entre ellos estaba el policía silledense Manuel López Viéitez.

El conselleiro de Presidencia, Xustiza e Deporte destacó los valores policiales como garantes de la seguridad y el bienestar de la ciudadanía.