Crespo llevó al Senado la falta de efectivos de Correos en Lalín

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Cedida

El gobierno cifra en 117 los puestos adjudicados en el concurso de traslados

06 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde y senador, José Crespo, llevó al Senado los problemas derivados de la falta de personal en los servicios de Correos de Lalín. El gobierno le respondió en los mismos términos que lo hizo con anterioridad a preguntas del BNG. Crespo ya se reuniera en marzo con representantes del cuadro de personal de Correos que llevan meses de manifestaciones y protestas en Lalín.

Firmada por Crespo, Nidia Arévalo y María José Pardo, los senadores populares preguntaban si el gobierno tenía previsto intermediar para que Correos adopte medidas y dé una solución al déficit de personal en la unidad de reparto de Lalín que permita garantizar un servicio de calidad a los más de 26.000 vecinos afectados. Recuerdan que da servicio a los concellos de Lalín, Agolada, Dozón y Rodeiro y que de las 23 plazas con las que cuenta, están cubiertas únicamente 19. Un cuadro que, remarcan, es insuficiente para atender una zona tan extensa y con una población muy dispersa.

Desde el gobierno se insiste en los mismo argumentos. Uno de ellos es que la compañía «tiene la obligación de gestionar eficientemente sus recursos» y la adecuación de efectivos «corresponde a la evolución de los índices de actividad y volumen de negocio». Centran en los procesos de estabilización de empleo y de traslados la cobertura de personal. En el primero de los 7.757 puestos totales, vuelven a decir, 141 se incorporaron a la provincia de Pontevedra y en el último concurso de traslados se asignaron 117 en esta misma provincia.

Consideran que «estos procedimientos permiten dotar a las diferentes unidades y centros de trabajo como el de Lalín, del personal necesario para atender adecuadamente el volumen de trabajo que se genera en los mismos». Alegando que en períodos en los que aumentan mucho los envíos se refuerza la plantilla cuando es necesario.