Pedro Toimil, jugador del Balonmán Lalín: «O primeiro que pensei foi que ía ser complicado volver a xogar»

David Cofán Mazás
David Cofán LALÍN / LA VOZ

DEZA

miguel souto

Disputó sus primeros minutos diez meses después de romperse el tendón de Aquiles

25 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La derrota del Balonmán Lalín hace dos semanas ante el Teucro tuvo una fantástica noticia. Pedro Toimil disputó sus primeros minutos después de un calvario de diez meses de ausencia debido a una rotura del tendón de Aquiles. Una gravísima lesión que le hizo plantearse si podría volver a jugar al deporte que ama y que puso patas arriba su vida, sin embargo, ese pensamiento apenas duró y se puso manos a la obra para regresar a las pistas en la mejor forma posible.

«Síntome ben, contento. Cada vez con menos medo e con boas sensacións», explica Pedro al otro lado de la línea telefónica. A sus 23 años ya ha sufrido una lesión por la que suelen pasar jugadores más veteranos. Por el momento la recuperación va viento en popa. Jugó apenas cinco minutos ante el Teucro y el pasado fin de semana ya completó diez en el triunfo ante Lavadores. Con todo, no quiere lanzar las campanas al vuelo. «Faleino con Pablo —su entrenador— e con Alberto —su readaptador— e dixéronme que a reinserción á pista tiña que ser moi lenta. Ao levar tanto tempo sen xogar podíame lesionar con calquera cousa. De feito aínda non completei ningún adestramento enteiro», comenta.

Una recuperación complicada

«A cabeza aínda me xoga malas pasadas, pero nótome cómodo defendendo e facendo cambios de ritmo máis leves», explica. Para llegar a este punto ha tenido que sortear diferentes fases en su recuperación, que se alargó más de lo esperado debido a un problema óseo. «A cirurxiá díxome que en seis meses estaría recuperado, pero alongouse. Cando levaba cinco meses, estaban indo ao centro Move con Alberto Mouriño e sentíame moi ben, pero ao empezar a correr doíame moito e nunha revisión detectaron que tiña un edema óseo no calcáneo. Tiven que parar dous meses nos que non fixen rehabilitación para curalo, por iso prolongouse tanto», relata.

Como es lógico, en este duro camino tuvo días mejores y peores, lidiando no solo con su problema físico si no también con su carrera universitaria. «No momento no que me dixeron que me tiña que operar o primeiro que pensei foi que ía ser complicado volver a xogar. Faleino co meu pai e tamén estaba preocupado por se me volvía lesionar. Ademais eu estaba estudando na Universidade de Vigo e ía e viña dúas ou tres veces por semana en coche, así que meu pai tivo que levarme moitas veces», afirma. Este contratiempo hizo que Pedro, que cursaba el último año de Ingeniería de Telecomunicaciones, tuviera que dejar algunas asignaturas y el Trabajo de Fin de Grado para este año.

Sin embargo, el gusanillo del balonmano siempre estuvo ahí y la fase de ascenso sirvió como acicate para no decaer. «Ao ver a fase de ascenso dende a grada o mono volveu enseguida e centreime moito na recuperación», asegura.

El partido que no pudo jugar

La suerte ha querido que Pedro Toimil dispute este sábado en A Coruña un partido que debió jugar hace casi once meses en el Arena. El 28 de febrero del 2022 el Balonmán Lalín recibía al OAR, pero Pedro no pudo ser de la partida porque un día antes sufrió la rotura en el tendón de Aquiles de la que sería operado una semana después, el 7 de marzo.

«Foi no quecemento do adestramento do venres, xusto antes de xogar contra o OAR. Nada máis empezar a quentar eu quixen facer un esprint e ao apoiar o pe para impulsarme, notei coma unha patada por detrás, pero vin que non había ninguén. Logo notei o pé solto e moita dor, na zona do tendón víase unha depresión», recuerda Pedro, que desde el primer momento supo que iba a ser grave.