La plantilla de Bomberos asume guardias extras y no se convocarán nuevas plazas

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Miguel Souto

Crespo expresó su agradecimiento a la labor de Manuel Silva

25 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El consorcio del parque de Bomberos celebró ayer un pleno extraordinario y urgente con un único punto en el orden del día destinado a abordar el estado de la plantilla que, tras el reciente fallecimiento de Manuel Silva, quedó con un trabajador menos. Al inicio de la sesión, el presidente de la entidad, José Crespo, expresó sus condolencias por la muerte de Silva y se hizo constar en acta el agradecimiento del consorcio a los servicios prestados por él desde e 2008 en el que se incorporó al parque silledense.

En la reunión se decidió no convocar de momento nuevas plazas ni sacar ninguna bolsa de empleo, una vez que la plantilla se comprometió a asumir las guardias extras que le corresponden con el nuevo reparto entre los efectivos disponibles. Son, explican desde el parque, 64 guardias de 24 horas al año que antes se repartían entre 15 bomberos y que ahora se repartirán entre 14.

Los trabajadores se repartían en cinco turnos de tres personas, que integraban la guardia mínima. Con el fallecimiento de Silva, su grupo se quedó con dos personas. Con el compromiso de la plantilla se mantendrán las guardias de tres personas, lo que implicará alguna extra para cada uno de los bomberos.

Los miembros del pleno decidieron dar un voto de confianza a la plantilla y aceptar este sistema mientras, dicen, el servicio no se resienta. En estos momentos el parque intercomarcal cuenta con quince bomberos, un gerente jefe y un encargado de mantenimiento. De esos quince, solo catorce hacen turnos de 24 horas, mientras que uno desempeña su labor de lunes a viernes y actúa de comodín entre turnos.

En estos momentos, un par de bomberos esta próximo a la edad de la jubilación por lo que en el plazo de a lo mejor un año o dos podría ser necesario convocar nuevas plazas

Al pleno asistieron, además del presidente del consorcio, José Crespo, el director de Emerxencias, Santiago Villanueva y el jefe territorial de la Xunta en Pontevedra; Luis López Diéguez, en representación de la Xunta; Carlos Font y Santos Héctor por la Diputación de Pontevedra, así como dos técnicos de Xunta y Diputación; el secretario de consorcio, César López Arribas, y el interventor, Daniel Rodríguez Espiño.