El BNG reclama 9,5 millones de euros más al Estado para la comarca dezana

d. cofán LALÍN / LA VOZ

DEZA

D. C.

05 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, presentó en Lalín las enmiendas nacionalistas a los Presupuestos Generales del Estado, reclamando 9,5 millones de euros más en inversiones para Deza. Junto con los representantes del partido en la comarca, Rego pidió un aumento en materia de infraestructuras y mejoras de la seguridad viaria «porque hai un déficit de atención especialmente co estado de conservación, mantemento e seguranza tanto da N-525 como da N-640».

Para el primer vial registraron una enmienda con una partida global de 4 millones de euros para mejorar el conjunto de la vía «que atravesa varios concellos e ten tramos e interseccións de elevado risco», expuso. En este sentido, destacó la petición de una partida de 200 mil euros para la mejora de la intersección de la Nacional en Dozón; otros 200 mil para el enlace de la AP-53 con la N-525 en la salida de Lamela (Silleda); y la urbanización de la travesía de la N-640 con otros 100 mil euros.

Bonificaciones en la AP-53

Junto a estas reclamaciones, Rego consideró como «a máis importante reivindicación da comarca e tamén do conxunto do país» la rebaja de los peajes en la AP-53 «seguindo a estela das bonificacións na AP-9». Recordó que de las tres autopistas con concesión de larga duración en España, dos están en Galicia, y que son además de las más caras del país.

En referencia al tramo Santiago-Dozón, Rego apuntó que los 6,15 euros que pagan los usuarios del vial son «un gravame permanente as persoas que teñen que desprazarse entre Lalín, Silleda ou Santiago», lo que «repercute negativamente na actividade económica da comarca porque a alternativa da estrada é problemática e conflitiva». Según explicó, ello supone un aumento del tráfico por la Nacional que incrementa el tráfico, la contaminación y los accidentes.

Para paliar esta situación y abaratar el tránsito por la autopista, incorporan una partida de 5 millones de euros «que sería suficiente para facer fronte ás bonificacións». El edil del BNG en Lalín, Francisco Vilariño, aportó datos sobre la intensidad de tráfico en el vial, que en los meses de junio, julio y agosto del 2022 fue de 23.598 vehículos, 1.012 menos que en el mismo período del 2021.

El diputado del BNG pidió el apoyo de los demás grupos parlamentarios alegando que «non supoñen unha mudanza nas contas que sexa inasumible». Asimismo, consideró que se trata de actuaciones «de sentido común». El responsable comarcal, Xoán Blanco, resaltó que las enmiendas presentadas no son electoralistas, sino cuestiones «moi necesarias e moi reais» que deberían ser apoyadas, al menos, por los diputados gallegos.

De manera más pormenorizada, la portavoz del BNG en Silleda, Tania Cornado, recordó la importancia para la mejora del acceso a la AP-53 en Lamela ya que afirmó que se está utilizando una pista de concentración parcelaria de propiedad municipal. También pidió reforzar la seguridad en la zona de Nudesa, en la recta de Rolán.

La responsable del BNG en Agolada, Susana Tato, defendió la urbanización de la N-640 por las «múltiples deficiencias» que presenta como los problemas con el agua. Por último, el concejal de Dozón Miguel Docasar instó a actuar con premura en los cruces de Pereirón, Parada, Mizote, el paso subterráneo de A Gouxa y en los accesos al polígono.