La AP-53 se encarece en el inicio del año entre 5 y 25 céntimos por tramo

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

DEZA

E CUIÑA

La autopista continúa su escalada de precio pero la cifra de usuarios sigue al alza

01 ene 2022 . Actualizado a las 21:18 h.

Desde ayer circular por la AP-53 entre Santiago y el Alto de Santo Domingo se encareció entre 5 y 25 céntimos según el recorrido que realicemos por una de las autopistas más caras de España. Las tarifas se actualizaron por la empresa concesionaria, Acega, el 1,97 %, según marcaba el régimen general a aplicar. El tramo más caro, es decir, entre la capital compostelana y las salidas de Lalín y la «fantasma» del Alto de Santo Domingo, en ambos sentidos, se incrementó en 10 céntimos para los vehículos ligeros, pasando de 6,05 a 6,15 euros. En el caso de vehículos pesados, en la categoría 1 que incluye desde camiones de dos ejes a furgonetas o microbuses y autores de hasta tres ejes, la subida fue de 20 céntimos y de 25 a camiones y autocares con cuatro más ejes.

La aplicación del 1,97 % hubiera supuesto para ese tramo más controvertido entre Santiago y Lalín, al cobrarse a mayores los kilómetros sin cabina de peaje hasta el Alto de Santo Domingo, hubiera supuesto algún céntimo más, en concreto 12, pero el redondeo este año beneficia a los usuarios, ya que la subida se quedó en 10. A quienes optan por salir o entrar en Silleda, de nuevo con la capital compostelana como referencia, algo muy habitual entre los conductores para ahorrar coste y tener solo unos kilómetros por la N-525, el incremento también fue de 10 céntimos, al pasar de 3,60 a 3,70 euros. En este caso hubo perjuicio para los conductores porque debían ser 7 y no 10 los céntimos a mayores, pero hubo redondeo al alza.

Mientras los usuarios habituales de la AP-53 hacen cuentas de cuánto le supondrá por ejemplo más al mes circular por ella, el tráfico continúa al alza tras el atípico 2020 y los meses de confinamiento por el coronavirus que redujeron el tránsito por esta infraestructura. Si en el 2019 la intensidad media diaria de vehículos que recorrían sus 56 kilómetros de longitud se situó en 6.171, en el 2020 cayó de forma drástica hasta los 4.233. Pero en el año que acabamos de concluir se produjo un rebote importante, con datos de los últimos meses aún por conocerse. En agosto se alcanzaron los 8.837 vehículos de media diaria por esta autopista, por encima de ese mes del 2019 y sin comparar con el 2020 marcado por la pandemia. Esa evolución alcista en desplazamientos se produce sin que por el momento los conductores asiduos logren ninguna rebaja.