Antonio Rodríguez Troitiño: «Penso que Alberto Otero dará moito que falar»

David Cofán Mazás
David Cofán LALÍN / LA VOZ

DEZA

E CUIÑA

El presidente de la Escudería Lalín-Deza hizo su apuesta para el Rali do Cocido

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya falta menos para que arranquen las bodas de plata del Rali do Cocido. Este viernes con el tramo espectáculo en el emplazamiento habitual del Agro de Lalín de Arriba se dará inicio a una edición especial, que tras un año de parón por la pandemia, regresa con esfuerzo e ilusión, aunque mermado por el impacto de la pandemia y una situación complicada en el calendario, haciéndola coincidir con varias pruebas. Ello dificultó que se ampliase el cartel de inscritos, una nómina de 63 pilotos con clásicos del motor gallego y jóvenes promesas. En los prolegómenos de la cita, Antonio Rodríguez Troitiño, presidente de la Escudería Lalín-Deza, analizó las sensaciones que rodean la carrera, el nivel de los participantes e hizo sus apuestas sobre el resultado final de esta prueba clásica en el automovilismo gallego.

En el acto de presentación del Rali do Cocido, Troitiño mostraba su desazón ante la escasa anotación. El viernes las inscripciones rozaban los sesenta participantes, que finalmente se quedaron en 63. «Non é unha decepción. Obviamente gustaríanos que houbese máis xente, pero o nivel dos inscritos é moi bo», afirma. En este sentido, señaló que el número ideal que barajaban era de 80 corredores, reiterando que entienden «as circunstancias do momento». Unas particularidades que pasan principalmente por lo apretado del calendario. El coronavirus obligó a aplazar las citas automovilísticas al último tercio del año, motivando que los pilotos tuviesen que escoger entre varias pruebas.

«A idea inicial era facela en marzo, pero sabíamos que era un ano atípico. Ao aprazalo vai coincidir con carreiras na fin de semana e a xente vai ter que dividirse», declara. No obstante, el presidente de la Escudería Lalín-Deza, se muestra optimista y subraya el nivel automovilístico del Rali do Cocido. «Ademais de pilotos, o nivel de coches é especialmente bo, temos oito R5 que son vehículos súper punteiros. Non é nada sinxelo reunir coches dese nivel», menciona.