Los Presupuestos del Estado se olvidan un año más de la zona

Javier Benito
javier benito LALÍN, A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

rober amado

Solo se incluye una pírrica partida de 100.000 euros para la variante de A Estrada

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

De oca a oca y tiró porque me toca. Así se puede resumir la inversión en Deza y Tabeirós-Terra de Montes fijada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). De los 100.000 euros del 2021 pasamos a los 100.000 euros del 2022, como si solo ese salto de casilla en el juego en que se ha convertido materializar el proyecto de la variante de la carretera N-640 a su paso por A Estrada contase para el Gobierno central al decidir proyectos para ambas comarcas. O, si lo prefieren, podemos resumir las macrocifras del próximo año con aquello de nada nuevo bajo el sol.

Las cuentas estatales para el 2022, en partidas con nombres y apellido ya que no faltan como siempre muchas genéricas donde quizás se rasquen algunos miles de euros para la zona, solo mantienen ese clásico desde hace ya demasiado tiempo en que se ha convertido la variante de la N-640 en A Estrada. Como ocurrió en los PGE del 2021, en el próximo ejercicio solo se computan 100.000 euros para ese proyecto viario. Como recoge la propia documentación dada a conocer ayer por el Gobierno central, venimos hablando de esta infraestructura desde el 2011. Fijan un coste global de 750.660 euros y la última aportación en principio será la del 2022.

Ahora la pregunta obvia es: ¿en qué momento se encuentra la elaboración del proyecto para la variante de la Nacional 640? Si nos atenemos a una respuesta al diputado nacionalista, Néstor Rego, que divulgaba el pasado fin de semana el BNG estradense, todavía queda camino por recorrer antes de que las excavadoras empiecen a funcionar. «El proyecto de variante de la N-640 a su paso por A Estrada se encuentra en fase de redacción e incluirá la tramitación ambiental necesaria y el preceptivo trámite de información pública, obligados por la afectación al castro de Preguecido», se recoge en esa contestación del Gobierno central.