El Estradense sale indemne de dos jornadas clave

David Cofán Mazás
David Cofán A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

Miguel souto

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con el gol de Brais Calvo ante el Atlético Arnoia, el Estradense certificó su segunda victoria consecutiva. Seis puntos en apenas cuatro días que permiten respirar a un equipo que llegaba a este doble enfrentamiento sin conocer el triunfo y con un punto de doce. Sin brillo en ataque, el conjunto que dirige Alberto Mariano ha demostrado una notable mejoría en defensa, lo que les ha llevado a no encajar ningún tanto ni contra el Arzúa ni frente al Arnoia.

«Cando tapamos os pes non somos capaces de tapar a cabeza», ejemplifica el entrenador, que, pese a la satisfacción por la racha de resultados, asegura que «aínda non demos coa tecla». En el último partido el Estradense estuvo espeso. El planteamiento de los ourensanos dificultaba que los rojillos generasen peligro. «En ataque non estivemos ben. Foi un partido feo, non estivemos fluídos no ataque e tivemos moi poucos espazos por dentro», reconoce Mariano. En el otro lado de la balanza está el rendimiento en la zaga, utilizando una defensa de tres jugadores «para que non nos colleran á contra», explica.

La expulsión de Borja Míguez por doble amarilla fue un dulce contratiempo para los rojillos. Tener un futbolista menos espoleó al Arnoia, que con su paso adelante, permitió al Estradense incurrir con mayor peligro. «Con dez eles avanzaron a súa primeira liña e nós estivemos máis fluídos e atopamos máis espazos», detalla Alberto Mariano. Sobre la expulsión considera que es justa. «Borja vai sempre ao límite e equivócase. De todos modos nós pedímoslle agresividade e que sexan os que primeiro defendan, prefiro un erro por exceso de ímpeto que por deixadez», señala.