Mariano: «Espero que solo sea un borrón y toque de atención»

Javier Benito
j. benito A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

E CUIÑA

El técnico del Estradense lamenta el mal inicio ante el Ponteareas

13 sep 2021 . Actualizado a las 17:40 h.

Primer partido con derrota para el Estradense ante el Juvenil de Ponteareas en el arranque de la Tercera RFEF. Un solitario gol le dio la victoria a los locales ante unos rojillos que tardaron en entrar en el partido, pero que tuvieron ocasiones para haberle dado la vuelta al resultado. El entrenador, Alberto Mariano, se mostraba este lunes descontento porque «regalamos la primera parte, al menos hasta el minuto 35; no fuimos capaces de adaptarnos al campo, errando pases fáciles y con controles que se iban largos». Tras encajar el que terminó por ser el único gol del choque, los visitantes comenzaron a mejorar en sus prestaciones, pero el orden defensivo local y la mala fortuna impidieron al menos igualar.

«En la segunda parte sí fuimos capaces de hacer lo que habíamos trabajado y hablado en los días previos, por ejemplo en la presión, pero ellos hicieron su partido y les salió bien», explicaba el técnico rojillo. Además, el árbitro anulaba un gol al Estradense en una decisión que aún no entiende Mariano, ya que fue por fuera de juego a pesar de que un jugador rival estaba cubriendo un palo en esa jugada, además del guardameta. Gozaron de diversas ocasiones de gol, entre ellas balón parado e incluido un remate al palo, pero no lograron acertar y el duelo terminó 1-0 para el Juvenil de Ponteareas.

Mariano incidía en que fuera de casa resultará difícil puntuar pero no se pueden cometer tantos errores en pases fáciles. «Al final los jugadores estaban fastidiados, porque una vez que fueron capaces de ajustar y hacer lo previsto en cuatro o cinco pases estaban en ataque con oportunidades de gol», comentaba. «Espero que solo sea un borrón y toque de atención, bienvenido sea si es así, pero también debe suponer un baño de realidad para todos, porque sino tenemos el nivel de exigencia máximo desde el primer minuto somos un equipo más del montón», sentenciaba el técnico rojillo. Cree que cada equipo dominó una parte y que quizás, sin entrar en una análisis más detallado, lo justo hubiese sido un empate, pero Mariano regresó «con la sensación de que nos habíamos dejado los puntos, sin quitar para nada el mérito del rival».