La urbanización de A Trigueiriza ya cuenta con proyecto aprobado

Javier Benito
j. benito LALÍN / LA VOZ

DEZA

miguel souto

Ese espacio se barajó hace años para el híper de Mercadona

21 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El desarrollo de la SR-D de A Trigueiriza en Lalín acaba de superar el último escollo para ejecutarse tras aprobar la junta de gobierno local el proyecto definitivo de urbanización. De esta forma los cuatro propietarios que están detrás de esta iniciativa particular, bajo el paraguas de la empresa Avenida de Trigueiriza S. L., podrán acometer la preparación de los terrenos donde hace años incluso se barajaba la construcción de un hipermercado por parte de la firma Mercadona. Desde el 2010 pretendía contar con una parcela próxima a la ronda Este y al souto de García Sánchez para esa superficie comercial. Por el momento la implantación de la cadena de alimentación en la capital dezana está hibernada, ya que no se buscó emplazamiento alternativo, mientras sí avanza en el caso de A Estrada.

La junta de gobierno local de Lalín había aprobado de forma inicial el proyecto de urbanización en A Trigueiriza en septiembre del 2019, sin que entonces se presentasen alegaciones. Además se daba cuenta a los propietarios afectados de los informes sectoriales precisos para el desarrollo de esa zona. El informe técnico de entonces establecía una serie de correcciones a realizar, en torno a las «alturas considerables en canalizaciones y pozos de la red de saneamiento» o el uso de material granular en el acabado del pavimento del sendero peatonal y al uso de lámparas de bajo consumo en el alumbrado público. Después llegaría, en noviembre del pasado año, una resolución pendiente favorable de Augas de Galicia para el proyecto de urbanización.

Ahora se ha procedido, casi diez meses después, a la aprobación definitiva en base a un nuevo informe del arquitecto y asesor urbanístico municipal fechado el pasado día 13 de julio. De esta forma podrán iniciarse en próximas fechas trabajos en esa zona de A Trigueiriza después de años desde que se comenzase a gestar ese desarrollo urbanístico, que terminó en los juzgados, llegando incluso hasta el Tribunal Supremo, que en marzo del 2018 inadmitía a trámite un recurso de casación contra una sentencia del TSXG y con la aprobación del plan de sectorización como telón de fondo.