Entre la «miseria política» y el «pleno na selva» al debatir dimisiones en Lalín

j. b. LALÍN / LA VOZ

DEZA

miguel souto

Crespo y Vilariño discreparon sobre la relevancia del voto doble de Seijas

24 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La temperatura en el pleno de ayer en Lalín subió varios grados ya en la recta final, al debatirse la moción del BNG solicitando las dimisiones de Bernardino Seijas y Begoña Blanco, así como la reprobación del regidor. El portavoz nacionalista, Francisco Vilariño, reconoció que no era agradable pero la usurpación de voto de un compañero ausente «é un feito de especial gravidade» a pesar de no alterar el resultado final de la votación. Dijo no aceptar las disculpas porque «non eran reais despois dunha cachada en toda regra», tras votar dos veces Seijas a instancias de Blanco, «o que permitiu o alcalde sen ruborizarse e sen apercibimento ningún», en lo que tildó como el acontecimiento más grave acontecido en pleno.

Desde el PSOE, Cristóbal Fernández recordó las disculpas ya en esa sesión de Seijas, pero que otra persona también debería hacerlo, en alusión a Blanco, algo en lo que también incidió Rafael Cuíña, cuestionando su «patético papel» tras destaparse lo ocurrido en la sesión. El coordinador de CxL lamentó la falta de valentía de los inductores de que se produjese ese voto doble, decepcionado con Blanco e con Crespo por no defender a sus compañeros de partido.

El alcalde comenzó con intensidad su intervención inicial hablando de «miseria política insondable» la petición de dimisiones y su reprobación, recordando meteduras de pata del anterior gobierno donde Vilariño «permaneceu impérterrito e agora faise o ofendidito». Criticó que se «faga dun grao de area unha montaña», para hablar de metedura de pata de un edil novato e insistir en que no hubo mala fe en una moción que además se aprobó por unanimidad. «É unha desproporcionalidade, falta pedir dimisión do Papa de Roma», dijo.

Vilariño, en su réplica, lamentó que el PP intentase restar importante a algo tan grave y que solo se pidió disculpas por un edil cuando se alertó de lo ocurrido, sin que pudiesen ser adivinos de cómo sería el voto final. Aludió al informe de Secretaría que tilda de irregularidad administrativa lo ocurrido y la falta de un reglamento para sancionar este tipo de situaciones. Acusó a Crespo de permitir lo ocurrido, «non se senta ofendido», cuestionando que no haya disculpas más de un mes ante un hecho tan grave cuando por defender posiciones políticas en su caso fue expulsado de la sala. «Situaron o pleno na selva», para Vilariño. Fernández insistió en la réplica en que otra persona debía cambiar de actitud, por Blanco, y Cuíña, que en el anterior mandato le tocó sufrir reprobación pero ellos no están en esa línea, lamentando la prepotencia del PP.

Cerró el debate José Crespo insistiendo en que la petición era injusta para asegurar que no se vengarán, pero avanzando que «como nos tratan así vamos a tratar, para ben ou para mal; non podo entender esta oposición doente, cando somos correctos e houbo mala fe cero». El PP votó en contra de la moción de las dimisiones presentada por el BNG, que sí apoyo CxL mientras el PSOE se abstuvo a pesar de que no llegaron las disculpas pedidas de Begoña Blanco.

Modificación de la RPT para crear plaza de arquitecto técnico y el posible regreso de Hervé

El PP aprobó con la abstención de la oposición una modificación parcial de la RPT para reconvertir una plaza de arquitecto en otra de arquitecto técnico. Avelino Souto explicó que se requiere ese perfil para agilizar distintas labores en el área de Urbanismo, considerando Vilariño en su primera intervención en el debate del punto que se planteaba el cambio «coas cartas marcadas para alguén con nome e apelidos». Y aprovechó para abordar otra cuestión relativa al personal, tras cesar a 1 de junio el asesor Pepe Iglesias sin que meses después el proceso abierto para contratar otra persona esté resuelto. Dijo que el cambio de la RPT obedece a la petición de reincorporación de un trabajador en excedencia elaborando para ello «un traxe a medida».

Cristóbal Fernández resaltó que está en marcha el contrato para elaborar la nueva RPT por lo que no se entiende esa modificación ahora y sin informe de la empresa redactora, incidiendo en que la supuesta necesidad chocaba con la pretensión en octubre de incrementar las horas de Javier Bugallo. Aludió a falta de documentación sobre la excedencia del trabajador que supuestamente cubriría la plaza. Sería Rafael Cuíña quien le puso nombre, Hervé Fernández, apuntando también al traje a medida para su regreso.

Souto al igual que Crespo insistieron en que la modificación de la plaza se realiza al margen de la solicitud de Hervé Fernández, aunque el alcalde reconoció que su perfil se ajusta a las actuales necesidades del Concello para sacar adelante expedientes atrasados. El PSOE criticó falta de documentación en el expediente como también CxL, pidiendo los primeros retirar el punto del orden del día, pero se votó y lo sacó adelante el PP.