Guillermo Aymerich: «Gozo de Galicia, o malo é que é un destino forzoso ata que poda viaxar a China»

Rocío Perez Ramos
R. Ramos LALÍN / LA VOZ LALÍN / LA VOZ

DEZA

M. MORALEJO

09 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El pintor lalinense Guillermo Aymerich se encuentra en Santiago de Compostela «dende o 1 de febreiro do ano pasado» atrapado en un destino forzoso a causa de la pandemia que se prolongará hasta que el cambio de las restricciones le permita viajar a China y reunirse allí con su mujer. En la capital gallega está con su hijo Hugo, de tres años. En Compostela tiene casa y cuenta que «disfruto moito de Galicia porque levaba unha chea de tempo sen estar tanto aquí, o malo é que sexa forzoso. Si escolles ti, moito mellor, presta máis. Agora só queda agardar».

Lo que peor lleva es no poder hacer planes «porque todo pode mudar dun día para outro». A Galicia, viene todos los años, pero señala que hacía mucho tiempo que no estaba por un período tan largo. Haciendo memoria señala que «hai 20 anos botei un ano enteiro pintando en Vigo pero todos os anos».

Indica que ahora estaban para abrir los vuelos a China para las familias «pero a causa do brote ese da India están incluso pensando en cancelar os Olímpicos». Su mujer, comenta, «botou aquí oito meses e en setembro foi indo e dende aquela estamos aquí o rapaz e eu».

La familia reside en Pekín y para irse tendría que cumplir una serie de requisitos, entre ellos, el de tener puesta la vacuna china, explica.

En cuanto a la pintura señala que «non teño tempo para nada» y disfruta del tiempo con su hijo, Cuenta que «estamos aprendendo cousas, xa sabe ler, sumar e xogamos a diario». Cree que «este ano igual xa nada» y aún se quedará un tiempo en Galicia apuntando que están pensando que sea su mujer la que viaje a Santiago. Cuenta que «estamos ben aquí pero non podemos facer nada máis que agardar porque non podes facer plans porque igual mañá, que non creo que pase, podemos coller un avión».