El BM Lalín debe ganar al Ikasa para mantener el sueño de la permanencia


lalín / la voz

Restan solo cuatro jornadas en la fase por la permanencia y el Balonmán Lalín no depende de sí mismo para seguir en División de Honor B. La derrota este pasado domingo en la cancha del Amenábar Zarauz por 25-22 recorta las opciones rojinegras, aunque sigue viva la esperanza en el seno del club. El entrenador, Pablo Cacheda, insistía ayer en que hay posibilidades pero reconocía a la vez lo complicado del reto. Un pleno en estos cuatro últimos partidos podría ser suficiente, pero dependen de equipos con los que no tendrán enfrentamientos directos como el Unió Esportiva Sarriá, Amenábar Zarauz y Teucro, además del duelo de este sábado en el Lalín Arena frente al Ikasa BM Madrid.

La victoria ante el conjunto madrileño resulta imprescindible para igualarles en la clasificación. Además los rojinegros deberían superar el actual gol average a favor de su rival, que en la ida se había impuesto por 35-31. Todo un reto para un BM Lalín que sigue entrando mal en los partidos, como les ocurrió este domingo en Zarauz. El Amenábar logró desde el inicio una cómoda ventaja que lastró las opciones de los dezanos. A pesar de ello el arreón visitante posibilitó mediada la segunda parte reducir diferencias e incluso acercarse a dos goles.

Pero el BM Lalín llegó, como el propio conjunto local, muy justo a nivel físico a los últimos cinco minutos. A pesar del acierto bajo palos de Tomás Villarroel, con 25 paradas, resultó insuficiente para lograr algo positivo en esta salida ante un Amenábar Zarauz que dificultó el ataque dezano «cunha defensa moi dura, sen saír e que obriga ao lanzamento exterior, onde estamos un pouco xustos». Los vascos también tuvieron acierto en portería, en especial en la primera parte, lo que les permitió lograr un colchón a su favor que al final fue decisivo.

Lesión de Porto

Junto a la derrota el Balonmán Lalín regresó con la preocupación por el estado del lateral Porto, que se tuvo que retirar tras sufrir un pinchazo y todo apunta a que puede tener una rotura de fibras. Por ello será casi imposible que esté el día 8 ante el Ikasa BM Madrid, donde los rojinegros se juegan ya el todo por el todo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BM Lalín debe ganar al Ikasa para mantener el sueño de la permanencia