La Ruta dos muíños do regueiro de Golfariz, ampliada y con un molino en funcionamiento

La Voz A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

26 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El cantero Manuel López Castiñeiras ha completado su obra. La Ruta dos muíños do regueiro de Golfariz -en la parroquia estradense de Pardemarín- está al fin completa. Manuel López ha rematado la construcción de los dos puentes de madera que se precisaban para salvar los dos últimos regatos de la ruta y para llegar hasta las ruinas de la antigua central eléctrica de Sanlouzáns.

La ruta ofrece ahora un trazado circular que suma en total unos tres kilómetros de recorrido al borde de cauce fluvial y a la sombra de los frondosos árboles de la zona.

En el recorrido estrenado hace meses se podían ver ya el Muíño do Montoiro, el Muíño do Medio, el de Vidal, el Muíño da Puza, un batán moviéndose en el agua, el Muíño de Abaixo -justo al lado de la Cascada da Chousa- y el Muíño de Sueiro. Ahora, los dos puentes permiten continuar hasta la antigua central hidroeléctrica de Sanlouzáns, junto a la que se encuentra el último de los molinos: el Muíño da Veiga Grande. Luego la ruta avanza por Sanlouzáns, O Rodo y Mesadoiro hacia el punto de partida.

Además de completar la ruta, Manuel López ha restaurado y ha puesto en funcionamiento de nuevo el Muíño do Montoiro. No hay horarios fijos para verlo moliendo, pero es fácil encontrarlo funcionando los sábados o los domingos por la tarde, cuando hace buen tiempo y la afluencia de visitantes es mayor de lo corriente.