Plantean integrar el arbolado en la futura ampliación de A Romea

Olimpio Pelayo Arca Camba
o. p. arca LALÍN / LA VOZ

DEZA

Crespo defiende un proyecto que se convierta en referente e integre el medio ambiente

14 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El gobierno municipal de Lalín pretende contar para el proyecto de ampliación del cementerio de A Romea con «un arquitecto sensible con temas medio ambientais, que integre o medio na parte arquitectónica e que sexa sensible para compaxinar o funcional co estético». Así expresó el alcalde José Crespo las características que debe reunir quien diseñe la nueva fase del agotado camposanto lalinense, que el regidor no quiere guarde ningún parecido con la actual. Añade la intención de conservar el mayor número de árboles posible, sobre todo algún roble centenario, aunque apunta dificultades para lograr esa integración.

Pero la idea manifestada por el alcalde es «facer como un parque con sepulturas, construindo nichos pero tamén columbarios ante o incremento das incineracións» que se viene produciendo en los últimos años. Crespo quiere hacer de la nueva fase de A Romea ?«que terá unha superficie de outro tanto como o que xa hai» llegando hasta el límite con la autopista AP-53? una referencia y un orgullo para los lalinenses a medio plazo. Busca un entorno agradable para quienes acuden a visitar a sus deudos, que pueda acoger actividades culturales de pequeño formato, como conciertos «como se teñen programado en Pontevedra no camposanto de San Mauro. Quero que A Romea sexa un cementerio dos bonitos de Galicia».

Crespo plantea un camposanto que incluso pueda visitarse en el futuro, y apuesta por un proyecto moderno y vanguardista con el que poder optar a algún certamen de arquitectura. No descarta la posibilidad de incorporar la figura de un enterrador, que tendría además las tareas de vigilancia y cuidado de la zona, «que será como un xardín. Eu considero importante coidar os cementerios, porque demostra respecto aos que estiveron antes ca ti».