Las Sofor piden sensibilidad a la Rapa para atajar problemas con los caballos

Urgen una solución consensuada y ágil a la invasión de fincas particulares


a estrada / la voz

Las cuatro asociaciones que han promovido la creación de cuatro sociedades de fomento forestal (Sofor) en Santo André de Souto y en Xubrei (Codeseda) han hecho público su malestar por los inconvenientes que les causan los caballos salvajes que nutren la Rapa das Bestas de Sabucedo, tanto los del Santo como los de otros particulares de la zona.

Los colectivos subrayan, en primer lugar, su devoción por la Rapa y su especial interés en colaborar en el mantenimiento de esta fiesta ancestral de interés turístico internacional. Sin embargo, aseguran que es preciso tomar medidas para evitar los perjuicios que están sufriendo a diario los propietarios de terrenos de la zona a causa de las incursiones de los caballos salvajes. Según indican, el problema es histórico y últimamente aprecian poca diligencia en la solución de los inconvenientes que se están encontrando.

Como ejemplo, citan la incursión de un garañón en una propiedad particular de San Torcado (Souto) en la que pastan los caballos del dueño de la finca. Según indican, el garañón accedió a la zona saltando un desnivel de dos metros y lleva días alimentándose allí, ya que salir le resulta más complicado y, además, seguramente el caballo tampoco pone mucho empeño por tener allí el alimento garantizado. Los dueños dicen que han intentado sin éxito contactar con la asociación Rapa das Bestas para que retire al animal. Ayer tenían previsto presentar una denuncia en la Guardia Civil para que el caballo sea retirado y se compensen los daños.

Los afectados aluden también a una yegua encontrada muerta en la cuneta de la carretera Montillón-Campo Lameiro, en los límites del Concello estradense. Dicen que lleva muerta una semana sin que nadie la haya retirado.

Explican, además, que los caballos de Sabucedo llevan dos meses entrando en plantaciones particulares de Souto y han destrozado los cierres y varios pinos en crecimiento.

Las cuatro Sofor de la zona han sido impulsadas por 240 propietarios que han aportado 2.989 fincas que suman 490 hectáreas de superficie. Están tramitando la concentración parcelaria privada del monte y la concentración parcelaria pública de las tierras agrícolas de Souto. Los colectivos piden sensibilidad al colectivo Rapa das Bestas para tratar de consensuar una solución al problema del ganado en libertad, sobre todo de cara a las nuevas plantaciones que se pretenden activar a través de las sociedades forestales. El cierre que proyecta Rapa das Bestas podría ser una solución, pero los propietarios quieren negociar cómo se hará y por donde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las Sofor piden sensibilidad a la Rapa para atajar problemas con los caballos