El BNG alega contra una AG-59 que cree parte en dos Santa Cristina y Cora

Olimpio Pelayo Arca Camba
o. p. A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

MARCOS MÍGUEZ

La edila Susana Camba considera que el trazado elegido no es el idóneo para preservar la identidad cultural y paisajística ni para mantener «un rural vivo e produtivo»

03 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La continuación de la AG-59 desde A Ramallosa hasta O Rollo no encontró solo contestación en Teo. El BNG de A Estrada anunció ayer la presentación de alegaciones contra el proyecto. La concejala nacionalista Susana Camba explicó que «en apenas tres quilómetros de autovía ao seu paso polo noso concello divide en dous as parroquias de Santa Cristina de Vea e Cora, arrasa terreos agrarios, destrúe roteiros e o secular Camiño da Geira e dos Arrieiros ao seu paso por estas dúas parroquias, arrasa elementos arquitectónicos e patrimonios» de incalculable valor, por lo que concluye que el trazado elegido no es el más idóneo para preservar la identidad cultural y paisajística, ni para mantener un rural vivo y productivo.

La edila del BNG señala que Santa Cristina y Cora se verán seriamente afectadas por la autovía, dividiéndose en dos y con el trazado muy cerca de las casas en O Rollo, A Cerqueira o Vilacriste, alterando gravemente la habitabilidad y cortando algunas de las tradicionales vías de comunicación: cita en concreto las que une A Cerqueira con Carbia y la A Cerqueira al lugar de A Torre, ambas en Santa Cristina. De otra parte, añade Camba, «o proxecto arrasa importantes extensións de terreo agrario en ambas as dúas parroquias, onde están ubicadas grandes explotacións agro-gandeiras. Se queremos un rural vivo arrasar fincas non é o mellor xeito de traballar polos nosos sectores produtivos», afirma.

El aspecto patrimonial del proyecto de la Xunta también preocupa al Bloque. Indican que desde O Rollo hasta cruzar el río Ulla hay muy pocos kilómetros, y sin embargo en tan corto espacio consideran imposible arrasar tanto patrimonio cultural, como sucede con el Camiño da Geira e dos Arrieiros que enlaza Braga (Portugal) con Santiago, y cruza por O Rollo, A Cerqueira y Vilacriste. Subraya Susana Camba que el camino fue puesto en valor por Codeseda Viva, que demostró que el paso de este camino de peregrinación hundía sus raíces en el tiempo, llegando al siglo IX, y fue reconocido recientemente por el arzobispado compostelano.

Castro y molinos

Añade además el BNG que el castro de Vilacriste y la ruta de los molinos del Vea, impulsada por A Xesteira de Couso, también se verán seriamente perjudicados: «Así, o valor paisaxístico e ecolóxico que ten toda esa zona quedará gravemente afectado por este proxecto de ampliación da AG-59 que atravesa a Rede Natura 2000». Camba concluye que frente a tanto daño, desde el BNG presentan alegaciones «para que a Xunta elabore outro trazado menos prexudicial para o noso concello».

La corporación de Teo consensuó su rechazo al proyecto para ampliar la autovía

La corporación teense, formada por PP, Son de Teo, PSOE y BNG, ha consensuado un acuerdo esta semana para trasladar a la Consellería de Infraestruturas su rechazo al proyecto de ampliación de la AG-59, el trazado entre A Ramallosa y el lugar de O Rollo, ubicado ya en el municipio de A Estrada.

El rechazo teense se basa en que con la modificación del proyecto se eliminaron enlaces en dirección A Estrada. Uno de los argumentos de la Xunta para cambiar el proyecto es racionalizar la inversión prevista y el impacto ambiental. A este respecto, tal y como consta en una moción conjunta, los partidos señalan que «esta racionalización do investimento non pode ser en detrimento dos intereses socioeconómicos das parroquias do sur de Teo».

El acuerdo entre todas las formaciones del pleno municipal reivindica la recuperación del anterior trazado, con enlaces desde A Ramallosa y fin de la autovía en Pontevea.

Preocupación por la seguridad vial del enlace al fondo de Baloira

Al BNG le preocupa la seguridad vial del enlace con la PO-841 en O Rollo: «Cremos que non é o sitio máis acaído pola forte pendente que ten a recta de Baloira, que fai que os coches alcancen altas velocidades nesa zona. Poñer unha entrada nese punto cremos que pode ser perigoso», y recuerdan que allí se reforzó el firme por las continuas salidas al final de la recta de Baloira.