Adrián Llinares ganó el premio nacional Inspiraciencia del CSIC

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Este joven de Rodeiro lo obtuvo con un relato con química

21 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Adrián Llinares Juiz recibía en septiembre la noticia de que había quedado finalista en el concurso nacional de relatos de inspiración científica Inspiraciencia impulsado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Hace poco se fallaban los galardones y este estudiante de Rodeiro de 16 años se alzó con el premio en su categoría. Adrián, que este curso estudia primero de BAC en el IES Aller Ulloa, explica que «foi unha sorpresa». En un principio estaba previsto que los finalistas se desplazasen a Barcelona para asistir a un acto en el que se conocería el nombre de los ganadores. Las restricciones provocadas por el covid y los cierres derivados de ellas hicieron que el acto presencial se transformase en uno por streaming, que Adrián siguió acompañado por su madre y su hermano. «Non sabía nada e entereime en tempo real cando o dixeron», apunta. Le queda «a desilusión de non poder recoller o premio en persoa e estar alí». La familia ya había programado el viaje y la intención era ir todos y aprovechar para conocer la ciudad. No pudo ser, pero Adrián espera poder desplarse más adelante «a Barcelona, ou si pode ser máis lonxe, mellor».

Apasionado por las Ciencias, como premiado en la categoría joven en castellano, recibirá una suscripción de un año a la revista científica Métode y un curso trimestral de escritura creativa de la Escuela de Escritores. Su relato «El amor es pura química... y la familia, también», que habla de una peculiar familia de elementos químicos, fue publicado en la web. Y, al igual que el resto de los ganadores en la categoría joven, recibirá un cheque regalo de Amazon de 30 euros, un lote de libros y un eReader Kindle Paperwhite. La Biología es su asignatura favorita y su sueño es ser cirujano pediátrico.

En el Aller cursa el Stembach y está encantado con las actividades que incluye. Cuenta que «estamos facendo cultivos de bacterias e vendo os métodos de cultivo». Apunta que notó el cambio al instituto «os primeiros días pero xa estou moi adaptado». Los estudios le siguen yendo muy bien y echa en falta todo lo que nos está quitando la pandemia «poder quedar cos amigos, as festas, ver a metade da familia que temos en Madrid... a ver cando remata», afirma.