El PP supedita al presupuesto un nuevo plan de ayudas en Lalín

Rechazó la moción de CxL y PSOE y la oposición criticó que no se bajen los impuestos


Lalín / la voz

El grupo de gobierno popular de Lalín supedita a la aprobación del presupuesto la redacción de un nuevo plan de ayudas destinadas a paliar los efectos de la crisis provocada por la pandemia. El PP rechazó la moción presentada de forma conjunta por PSOE y CxL a través de la que se pedía la supresión de una serie de impuestos y la puesta en circulación de 650.000 euros a través de una tarjeta de compra ayudando a activar la economía. En total, cifraban en más de un millón de euros el montante de un plan que creen muy necesario para la supervivencia de muchos vecinos. Pedían aplicar el año que viene una bonificación del 95 % en la cuota íntegra del IBI a los contribuyentes que cumplan una serie de condiciones y la supresión de las tasas de basura, agua y alcantarillado.

El alcalde, José Crespo, cree necesario antes «que saibamos con que cartos contamos». Y la forma para saberlo es, dijo, tener el presupuesto. Explicó que lo estaba elaborando y que contaba poder llevarlo a un pleno extraordinario alrededor del 20 de noviembre.

El coordinador de Compromiso, Rafael Cuíña, recordó al regidor que su grupo se había ofrecido a colaborar en su redacción a lo que Crespo replicó que «cando o teñamos poderán colaborar sen problema» y se quejó de que ninguno de los dos grupos lo llamara para intentar consensuar la moción.

En relación con el presupuesto, Crespo apuntó que «non imos gastar nada en cousas suntuosas, pero a esta casa hai que mantela e queremos saber do que dispoñemos».

Reducción

de ingresos

Indicó que «as previsións de ingresos son malas ou moi malas. Na primeira sondaxe eran 2 millóns menos de ingresos que este ano». Cree que al final no va a ser tanto pero sí será una bajada importante. Puso como ejemplo que el ORAL les ingresó el último trimestre del año pasado, y aún está pendiente todo el cobro de este año. Se comprometió a preparar un plan en cuanto dispongan del presupuesto y sepan también de qué remanentes van a disponer «porque houbo una nota de prensa do goberno pero non houbo decreto aínda». «Unha vez teñamos un paquete preparado os chamaremos para xuntarnos, comunicámolo, enriquecédelo e dámoslle para adiante. É o que pretendo facer». Respecto a la bonificación de impuestos con una serie de condiciones, el alcalde considera que la ejecución de eso es muy complicado y se mostró de acuerdo con parte de las medidas que proponía CxL y PSOE. La oposición se quejó de la falta de reducción de los impuestos. El portavoz del BNG, Francisco Vilariño, señaló que después de que el PP aprobara no reducir impuestos y aplicar el IPC ya estaba dicho todo. Señaló que lo que esperan los vecinos de sus representantes políticos «é moito máis e medidas de apoio que vaian a dar unha resposta global ás familias».

Cuíña habló de equilibrio presupuestario, acusó al gobierno de «falta de sensibilidade cos veciños», y defendió las ayudas planteadas en la línea de las llevadas a cabo por otros concellos. Solicitó un esfuerzo para poner en circulación esos 650.000 euros que reactivarían la economía.

El BNG apoyó el espíritu de la propuesta pero dijo no estar de acuerdo con algunas cosas. Se quejó de que en Lalín se mantenga la misma carga impositiva apuntó que «agardabamos que houbera unha proposta mínima para apoiar ós veciños». En la moción de CxL y PSOE no le ve encaje a los del IBI porque hay autónomos con un local alquilado que no pagan IBI y no cree que la bonificación debiera ser lineal pero sí cree muy necesarias medidas que ayuden no solo a las familias sino a todos los sectores que lo están pasando mal.

El portavoz del PSOE, Román Santalla, señaló que «a xente quere oír que os axudemos» y que el dinero de esas ayudas que proponen «sairán dos remanentes que lle dará o goberno», indicando que «todos os negocios que teñen que pagar o IBI non o van a dar pagado». La oposición votó a favor y el gobierno en contra.

Modificaciones de las ordenanzas fiscales

El PSOE pidió que se dejaran sobre la mesa las modificaciones de las ordenanzas fiscales para el año 2021. Insistió en la necesidad de reducir la carga impositiva, mientras que el gobierno les recordó que en Madrid el gobierno socialista «é o único de Europa que subiu os impostos». La modificación de las ordenanza fiscales se aprobó con el voto a favor del PP, la abstención del BNG y el voto en contra de PSOE y CxL. La modificación de la del agua y alcantarillado tuvo la misma votación.

Aprobado el contrato del SAF con la abstención de la oposición

El PP aprobó en solitario, con la abstención de la oposición, la adjudicación del SAF. Se adjudicó en 1.596.063 euros. El pago será a 17,49 euros la hora de básico y de 16,54 el precio/hora en el de dependencia. Se introdujo, comentó la concejala de Servizos Sociais, Paz Pérez, un precio diferente para la prestación del servicio en domingos y festivos que sube a 20,49 euros la hora. La empresa adjudicataria, Protección Geriátrica 2005, constituyó un aval de 151.674 euros, que supone el 5 % del importe de la adjudicación y presentó solvencia económica por 1.218.559 euros. El BNG y PSOE criticaron el pago de un precio superior durante más de un año. Vilariño preguntó el precio puesto por Galáurea en su propuesta. Pérez Asorey explicó que fue de 16,75 en una de las modalidades frente a los 17,16 que se le pagaba ahora y de 17,72 en otra frente a los 18,15 que cobran. CxL pidió la constitución de una mesa mixta para dar protección a las trabajadoras. Todas serán subrogadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP supedita al presupuesto un nuevo plan de ayudas en Lalín