Convenio de Diputación y CSIC para poner en valor el centro castrexo del pazo de Liñares

o. p.. LALÍN / LA VOZ

DEZA

Pablo Hernandez Gamarra

Incluirá prospecciones en los castros de Bendoiro (Lalín), Montaz (Silleda) y Castrolandín (Cuntis), explica Silva

28 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, presentó ayer el proyecto para la puesta en valor del Centro de Xestión do Coñecemento Arqueolóxico del pazo de Liñares, que estará liderado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit). «A posta en valor dos recursos do patrimonio ligados á arqueoloxía é un eixo prioritario para nós», dijo Silva en un acto que contó con presencia del delegado del CSIC en Galicia, Antonio de Ron, y el director del Incipit, Felipe Criado, con conexión telemática de los alcaldes de Lalín y Cuntis y la concejala de Cultura de Silleda.

La titular de la Diputación explicó que el convenio profundizará en la cultura castrexa en el primer milenio antes de Cristo, concentrando la investigación en los entornos e interior de los castros de Bendoiro (Lalín), Montaz (Silleda) y Castrolandín (Cuntis), y en convertir a Liñares en una referencia. Carmela Silva explicó que el convenio con el CSIC, a través del que la Diputación aportará 55.000 euros, incluirá la prospección y excavación de sondeos en los tres castros, realizando un estudio arqueometalúrgico de materiales, elaborando un plan director e impulsando actividades de comunicación, formación y difusión. La vigencia del primer acuerdo es de un máximo de ocho meses, durante los que «vaise realizar un plan director que contemplará os criterios e procedementos para planificar as actuacións prioritarias que imos executar dende a Deputación no marco desta colaboración nas próximas anualidades».

Incluye además una caracterización detallada de la morfología de los tres castros y de su entorno, una prospección superficial y geofísica del interior y entorno de los lugares, documentación y producción de modelos 3D, estudio piloto de la metalurgia recuperada en excavaciones realizadas en los últimos años por la Diputación, actividades científicas, formativas y divulgativas, así como un estudio arqueometalúrgico de materiales recuperados en Bendoiro y sondeos valorativos en Castrolandín.