El turismo resiste en el puente del Pilar gracias a los bonos y ofertas

La ocupación ronda el 50 % en las habitaciones en casas rurales de Tabeirós-Montes


a estrada, lalín / la voz

El turismo rural está sobrellevando en la comarca de Tabeirós-Terra de Montes el envite de la crisis sanitaria con desigual fortuna según el tipo de alojamiento ofertado. Para el puente festivo que hoy comienza, la ocupación es notoriamente más elevada en los establecimientos que ofertan habitaciones que en los destinados al alquiler de la vivienda al completo. Lo cuenta la presidenta de la asociación comarcal de turismo rural Mar de Compostela, Ana Villamayor. El colectivo representa a 18 establecimientos de la zona de Tabeirós-Terra de Montes. Según explica Villamayor, las casas que se alquilan al completo han recibido sobre todo llamadas de grupos de jóvenes interesados en un alojamiento para pasar un fin de semana de fiesta. «A xente é moi reticente a ese tipo de alugueres. Por norma non se alugan por medo aos destrozos. O que se buscan son alugueres a familias ou grupos de amigos con outros plans que non sexan festa ou botellón», comenta Ana Villamayor.

En las casas que se alquilan al completo la ocupación ha caído drásticamente respecto al año pasado y las reservas para el puente que comienza hoy rondan el 20 % de la oferta, aproximadamente.

En cambio, en las casas rurales en las que se alquilan habitaciones de forma independiente, el porcentaje de ocupación se acerca al 50% y se mantiene aproximadamente en los índices que en la misma época del año anterior, aunque el perfil del cliente haya cambiado ligeramente.

Según explica la presidenta de Mar de Compostela, el cliente es ahora esencialmente gallego. «A xente non quere desprazarse moito por varios motivos. Por unha parte, esta é unha ponte de poucos días e non da para ir moi lonxe e por outra a xente co tema do covid non se está movendo moito», comenta Villamayor.

Los bonos y ofertas de temporada están ayudando bastante al sector estradense a garantizar una ocupación mínima. «Varias das reservas para a ponte corresponden a sanitarios que solicitaron os bonos turísticos», cuenta la presidenta de Mar de Compostela, que es además gerente de la casa Torres de Moreda, en Callobre (A Estrada). El polémico bono turístico Quedamos en Galicia es un vale de 250 euros que la Xunta -en colaboración con el Clúster Turismo de Galicia- ha ofrecido a todos los trabajadores del sector sanitario y sociosanitario que colaboraron en la lucha contra el covid-19. Estos bonos canjeables en 250 establecimientos de toda Galicia están ayudando en Tabeirós-Montes a compensar el descenso de clientes. Los bonos pueden utilizarse hasta el próximo 13 de diciembre, así que muchos sanitarios están aprovechando el puente del Pilar para disfrutar de las estancias en establecimientos de turismo rural.

También ayudan a animar este fin de semana programas como el Outono Gastronómico, con ofertas de alojamiento vinculadas a la degustación de menús con productos de temporada. Dos establecimientos de A Estrada -Torres de Moreda y A Casa da Botica- ofertan estos paquetes.

Por otra parte, el Camiño da Geira e dos Arrieiros también aporta alguna pernocta al puente del 12 de octubre.

En busca de aislamiento

Según explica Ana Villamayor, el turismo rural atraviesa momentos delicados. No obstante, resiste mejor la crisis que otro tipo de establecimientos. «A xente agora busca estar máis illada e iso estanos axudando fronte a outro tipo de aloxamentos. A xente confía un pouco máis. Aquí na zona da Estrada de momento tamén temos a sorte de non ter apenas positivos e iso tamén axuda, pero o futuro é imprevisible», dice la empresaria.

El Pazo de Eidián sufre la caída de peregrinos extranjeros en el Camiño de Santiago

En la comarca dezana, el turismo rural parece estar sufriendo más las consecuencias de la crisis sanitaria que en la de Tabeirós-Montes. El Pazo de Eidián (Agolada), por ejemplo, tiene apenas un tercio de las habitaciones disponibles reservadas. En su caso, el turismo extranjero vinculado al Camiño de Santiago proporciona el 95% de las reservas. «Para nosotros el mes de octubre solía ser muy bueno. Ya no por el puente, sino el mes entero, por el Camino de Santiago. Desde hace 16 años trabajamos con agencias a través de las que llegan peregrinos mayores de Estados Unidos, Canadá o Corea. Es gente que hace el Camino en tramos cortos, con guías y alojamientos de más categoría que los albergues. Ese tipo de cliente sufrió una caída del 100%. Ahora tenemos alguna gente de aquí, pero muy poca», explica Luz Divina Lamela. Según cuenta, el establecimiento cerrará sus puertas desde el 1 de noviembre hasta la primavera, aunque estará disponible todo el año para grupos que quieran alquilar la casa completa, que dispone de doce habitaciones, pista de pádel, cabina de masaje y piscina en verano.

En la Casa Grande de Fuentemayor, en Cortegada (Silleda), el panorama también se presenta complejo. Para el puente del Pilar no está reservada ni una sola de las nueve habitaciones dobles disponibles. «Chamou xente para preguntar, de aquí de Galicia, pero finalmente non se decidiron. O ano pasado nestas datas estaba todo cheo», apuntan desde el establecimiento. «Nós temos espazos moi amplos e todo moi controlado, pero a xente ten moito medo. Notámolo no verán. Moitos preguntaban se había máis xente na casa», cuentan.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

El turismo resiste en el puente del Pilar gracias a los bonos y ofertas