El dezano Jesús Ferreiro logra en Granada el título nacional de tiro

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

DEZA

Su triunfo le otorga el pasaporte para el Mundial del 2021 en Tailandia

02 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Centro de Alto Rendimiento de Tiro Olímpico de Las Gabias, en Granada, acogía la pasada semana la disputa del Campeonato de España de Recorridos de Tiro. Una competición donde brilló el deportista lalinense Jesús Ferreiro, que se proclamaba campeón nacional en la general de la categoría estándar, además de imponerse en veteranos. En esta última lleva ya varios títulos en los últimos años, dentro de un amplio palmarés también a nivel internacional, como un tercer puesto en el Europeo de Braga del 2013 o en el Mundial del 2014 en Miami con la selección española, que integra desde hace tiempo.

Jesús Ferreiro, natural de Vilatuxe y afincado en A Coruña, preside el club de tiro Laracha. Una modalidad deportiva que practica desde hace quince años, aunque «siempre me ha gustado mucho el tiro desde adolescente, cuando andaba con la escopeta de balines». En el 2013 se proclamó campeón de España, abriéndose a la par su presencia en el combinado nacional y en citas internacionales. En los últimos años logró estar entre los mejores en la modalidad estándar, pero en este 2020 «hubo más suerte y logre ganar en la general, donde están integrados todos los competidores, tanto mujeres como hombres y de todas las categorías, además de imponerme en veteranos».

El torneo en Granada contó con menos presencia de tiradores, en torno a 280 frente a los 350 habituales, pero como explicaba ayer Jesús Ferreiro, «faltó la gente que podemos calificar de relleno, porque los mejores estuvieron». A esa reducción de participantes por la pandemia del covid-19 también se unieron cambios al repartirse en tres jornadas la competición en lugar de las dos habituales, repartiéndose en grupos de no más de ocho personas. Su victoria le permite además tener ya plaza asegurada para disputar el próximo año el Mundial en Tailandia. Diez días de competición al máximo nivel que le apetecen, pero no sin una parte negativa. «En este tipo de países, con problemas políticos y mucho control, pasar las armas por los aeropuertos resulta complicado y desagradable, pierdes muchas horas», apunta Ferreiro, que ejemplifica con el equipo nacional del tiro al plato que llegó a estar retenido 24 horas.