Lalín refuerza la seguridad y cierra todo el centro al tráfico en As Dores

Se mantienen los cortes de calles habituales en estas fechas, aún sin actos


Lalín / la Voz

La comisión municipal del covid-19 acordó reforzar estos días, con motivo de los festivos de As Dores, la presencia de las fuerzas de seguridad en las calles y hacer efectivo el cierre de calles habitual durante estas fechas, aunque este año no vaya a tener lugar ningún acto festivo.

Pese a todo, se pensó que la existencia de los festivos el lunes y el martes encadenados al fin de semana podían dar lugar a una presencia mayor de vecinos en la calle. De momento, la noche del viernes, habitualmente la escogida para las cenas tradicionales de pandillas pasó sin pena ni gloria y a las 22.00 horas en muchos locales del centro apenas había un puñado de personas. Algo a lo que pudo contribuir también el mal tiempo con lluvias intensas a esa hora de la noche.

El refuerzo de las fuerzas de seguridad en las calles de Lalín durante los festivos tiene como objetivo, explican desde la comisión, «garantir o cumprimento dos horarios de peche dos establecementos», evitar concentraciones y botellones y vigilar que se cumpla estrictamente el número de personas participantes en las reuniones y que en este momento es de un máximo de diez.

En la calle, los vecinos se hacen eco de una gran preocupación por el aumento de casos de coronavirus. En algún comercio comentaban que «cando foi o primeiro brote, parecía que aquí estabamos máis tranquilos pero agora todo o mundo sabe de algún veciño, familiar ou coñecido que deu positivo é síntese o virus moi preto».

Ese miedo al contagio hace también extremar la prudencia y las calles se están viendo más vacías. Si en los últimos años ya se producía un éxodo importante de vecinos que aprovechaban los días de asueto para salir y hacer turismo fuera de la comarca, este año la situación no cambió e incluso la falta de actos festivos y las restricciones animaron a muchos a salir fuera estos días. Entre los destinos figura Portugal y otras partes de Galicia. Son, en general, escapadas a lugares próximos.

La mañana de ayer fue la de un sábado normal y en los supermercados tampoco se notaba un especial incremento de la clientela, aunque sí hubo algo más de compras. Pese a todo se cierran al tráfico rodado las rúas Principal, Joaquín Loriga y Rosalía de Castro durante todos los festivos. Y tampoco habrá circulación por la avenida Luis González Taboada, en el tramo comprendido desde el párking al cruce con la rúa Vidal Abascal y la rúa Pintor Laxeiro en el tramo entre Joaquín LOriga y Luis González Taboada a fin de ampliar el circuito peatonal de la Praza da Igrexa. Los cortes ya se hicieron efectivos ayer a mediodía y se mantendrán hasta el final de las fiestas. La comisión del covid-19 apeló de nuevo a la responsabilidad de los vecinos pidiendo extrema cautela y sentido común en las reuniones familiares. Destacan que «é especialmente importante que todos sigamos tomando as precaucións debidas e cumprindo estritamente as normas para conseguir frear o número de casos e evitar a propagación de enfermidade».

A falta de verbenas y sesión vermú, música por Facebook con Ole Costas

De poder haber verbenas estos días, estas estarían pasadas por agua porque las previsiones del tiempo apuntan a lluvias casi sin descanso a lo largo de los próximos días. Es el consuelo de algunos. Pero llegó la pandemia y las restricciones y cambiaron las reglas. As Dores este año pasarán a la historia con calles silenciosas, mudas del alboroto de bombas de palenque, bandas, gaitas y ritmos de baile.

El Dj lalinense Ole Costa quiso poner su granito de arena a estas fiestas que no son fiestas aportando una alternativa musical. Ayer hacía un llamamiento a través de las redes sociales animando a los vecinos a seguir por Facebook Live un directo de unas dos horas «ou algo máis» que realizará desde su domicilio en la rúa Ponte a partir de las 23.00 horas. Está abierto a las peticiones de la gente para incluir los temas que prefieran. Será, apunta, «música variada para todo o mundo» desde canciones actuales a temas más verbeneros.

Desde que empezó la pandemia allá por el mes de marzo Ole Costa estuvo poniendo música y haciendo directos para alegrar el confinamiento. Ahora quiere «que a xente que estea na casa cos seus poda bailar un pouco». Hoy espera realizar una segunda parte con una sesión vermú, a partir de las 13.00 horas y una hora y algo de duración.

A sus 46 años, lleva 29 en este mundillo y tiene dos discotecas móviles con las que trabaja. El año pasado actuó el viernes de As Dores con notable éxito de público en la rúa A el viernes.

Este verano a causa de la pandemia «de 40 e pico datas de actuacións que tiñamos, fixemos dúas ou tres», señala. Cree que «como mínimo vai pasar un ano para poder volver a pinchar en ocio nocturno». De ahí que «toca reinventarse».

Ole Costa espera seguir haciendo lo que le gusta aunque sea de otro modo y tiene «un proxecto de facer unha radio en liña» a través de la cual seguir contactando con el público y poder poner música. En su sector, explica, «normalmente daste de alta en maio ata outubro porque é cando se concentra á actividade». La pandemia les pillo aún de baja por lo que no tuvieron posibilidad de ERTE ni ayudas.

Espera que mucha gente se conecte a sus sesiones de música en As Dores y llevar un poco de alegría a unas fiestas que no son fiestas. En el confinamiento batió récords con hasta 15.000 reproducciones de un vídeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lalín refuerza la seguridad y cierra todo el centro al tráfico en As Dores