La semana que viene se incorporan a los colegios 4.347 alumnos de la zona

El curso arranca de forma escalonada para Infantil y Primaria


Lalín / La Voz

El nuevo curso escolar arranca la semana próxima de forma escalonada en la zona. Según los datos facilitados por la Consellería de Educación serán 4.347, contando con un estudiante de Educación Especial, los alumnos de Infantil y Primaria que regresarán a las aulas a partir del día 10. De este total, 1.305 son estudiantes de Infantil y 3.041 de Educación Primaria, a los que se suma ese alumno de Educación Especial, en este caso en Lalín.

Por comarcas de esos 4.347, un total de 1.736 los aporta Tabeirós-Terra de Montes, contando los estudiantes de los concellos de A Estrada, Forcarei y Cerdedo-Cotobade. Los 2.611 restantes son de la comarca de Deza. Son 512 de Infantil en Tabeirós-Terra de Montes y 793 en Deza. En Primaria la cuenta se queda en 1.224 en la zona de Tabeirós y son 1.817 los que suman los centros de los seis concellos dezanos.

Aunque el reparto es diferente, este curso, según los datos de los que dispone en estos momentos Educación, A Estrada y Lalín empatan esta vez en número de estudiantes matriculados en Educación Infantil y Primaria. Son 1.354 en cada uno de estos concellos. En el caso de A Estrada son 400 de Infantil y 954 de Primaria y en el caso de Lalín son alguno más en Infantil, que suman un total de 432 y algunos menos en Primaria, con 922. El desempate viene de la mano de ese estudiante de Educación Especial que suma un escolar más a favor de Lalín, que alcanzaría de esa forma los 1.354.

Le sigue en volumen Silleda con 795, 210 de Infantil y 585 en Primaria y Vila de Cruces con 259, 84 de Infantil y 175 en Primaria. Cerca de esa cifra está el número de estudiantes de estos niveles educativos matriculados en Cerdedo-Cotobade y que suman este nuevo curso que está a punto de comenzar un total de 253, de los cuales 78 son de Infantil y 175 son de Primaria. Los colegios de Forcarei y Soutelo de Montes añaden a esas cifras 129 alumnos, 34 de ellos de Educación Infantil y 95 de Primaria.

Rodeiro aporta 111, 41 de Infantil y 70 de Primaria y Agolada 64, 21 de Infantil y 43 de Primaria. Dozón, con un único colegio, el Pío Cabanillas, está a la cola con 27 alumnos, cinco de ellos de Infantil y los 22 restantes de Primaria

Los primeros en incorporarse a las aulas el día 10 serán los alumnos de tres años, los de cuatro años y los de primero, segundo y tercero de Primaria y de Educación Especial. Al día siguiente, el 11, lo harán los de cinco años, los de cuarto, quinto y sexto de Primaria. Esta llegada gradual tiene con el objetivo facilitar la organización a los centros educativos y ayudar en la adaptación de los alumnos a las nuevas dinámicas derivadas de la aplicación del protocolo de prevención del covid.

En Lalín, el colegio Sagrado Corazón trasladó a las familias el programa de acogida que se inicia el día 10 y los nuevos horarios. El de Infantil será de 9.00 a 13.10 y de 15.10 a 16.05; el de Primaria de 9.10 a 13.20 y de 15.20 a 16.15, mientras que los de la ESo tendrán clase de 8.50 a 13.30 y de 15.00 a 16.40 o de 15.00 a 15.50 horas. El centro está trabajando también la posibilidad de enseñanza semipresencial o a distancia y los planes de adaptación que recogen los posibles escenario que se puedan dar si fuera necesario.

Obras finalizadas y alguna en marcha o pendiente de inicio en algunos centros educativos

Con el inicio del curso se apuran las obras pendientes. En la relación de grandes obras que la consellería está acometiendo en los centros educativos de la zona se encuentra solamente la ampliación de talleres del IES Antón Losada Diéguez que cuenta con una inversión de 223.363,58 euros. En el centro ya se realizaron este curso algunos trabajos y están pendientes del inicio de otras.

Dentro del listado de las obras RAM de reparación y ampliación se encuentran otros proyectos. Unos ya finalizados, según la Xunta, como es el caso de las obras en la cubierta en el Pío Cabanillas de Dozón por un montante de 12.272 euros, los 25.000 euros destinados a la mejora de la instalación eléctrica en el colegio Vicente Arias de la Maza de Vilatuxe y otro tanto con el mismo destino en el Varela Buxán de Cercio, en Lalín. A estos se suman 11.335 euros empleados en la reparación de canalones del IES de Cotobade y 180.747 euros en el cambio de cubierta del colegio de O Foxo, en A Estrada. En este centro los trabajos empezaron esta semana y tienen un plazo de ejecución estimado de dos meses, lo que supondrá adaptarse a compatibilizar obras con clases. Son unas obras muy necesarias para acabar con las goteras. Para el colegio de Prado están destinados 48.000 euros para el cambio de la carpintería exterior. Unos trabajos que están pendientes de inicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La semana que viene se incorporan a los colegios 4.347 alumnos de la zona