Personal de enfermería y auxiliares cotizan al alza en las residencias

Algunos centros tienen muchas dificultades para realizar contratos de verano


Lalín / la voz

Los últimos meses fueron muy duros para el personal sanitario. Con el foco puesto en ellas, las residencias de mayores vivieron especialmente el estrés provocado por el covid-19. Evitar que el coronavirus entrara en ellas fue prioritario. Durante ese tiempo, el personal lo dio todo. Y lo sigue haciendo. Las directoras de las residencias de las comarcas coinciden en la gran labor realiza por sus trabajadores, que se merecen más que nunca un descanso en estas fechas estivales.

El problema, en algunas, estriba en las dificultades que están teniendo para encontrar personal al que contratar para cubrir las sustituciones estivales. Los obstáculos se dan, sobre todo, a la hora de incorporar trabajadores de enfermería y auxiliares de enfermería.

En la residencia de Vila de Cruces ya lo probaron todo y una vez agotados todos los canales oficiales habidos y por haber, acaban de recurrir a las redes sociales como último recurso para encontrar una DUE para agosto. La directora del centro, Rocío Carbón, explica que «o soldo é negociable porque temos esa necesidade e precisamos solucionala». Explica que «pedimos currículo ao Inem, falamos coa Universidade,... xa non sabemos onde mirar». Los interesados pueden contactar a través del correo electrónico residencia@sociser.org.

En su caso les urge encontrar una persona al menos para un mes, porque eso les permitiría que dos enfermeras se pudiesen ir de vacaciones 15 días cada una. Carbón hace un llamamiento a posibles personas interesadas señalando que «se lles pagaría por riba de convenio».

No es el único centro de la zona que busca personal. En la residencia Domusvi de Lalín también buscan una enfermera o enfermero, incluso dos si fuese posible. En su caso, el pago por contrato es inamovible aunque en un empleo no todo es dinero, cuenta el ambiente de trabajo y otras cosas. Aquí, dicen, «ofrecemos mucho amor». La búsqueda incluye los grupos de comunicación entre residencias y les consta también que la de As Dores de Lalín tiene demanda personal. Su directora señala que siempre es complicado encontrar personal sanitario y apunta que «los enfermeros hay que lucharlos siempre». Cree que la carencia de este tipo de personal para las residencias es un mal común que se hace especialmente evidente en épocas como el verano y Navidad. En otras como el Fogar de San Miguel en Ponte (Silleda) o el Fogar Enbrexe de Río, o en Silleda, en estos momentos no tienen falta de personal, pero coinciden con el resto de responsables de estos centros de mayores de la zona en las dificultades para encontrar trabajadores, especialmente los sanitarios.

En las residencias de la zona cuentan que personal siempre hace falta, sobre todo enfermeras y auxiliares y en alguna indican que este año el Sergas se dio prisa y ya contrató a las personas que acabaron este curso la carrera. En la de A Estrada indican que «de momento fumos tendo» y están pendientes de «a ver si damos aguantado o verán». Para los centros es vital dar vacaciones en verano a su personal después de tanto esfuerzo y, sobre todo, porque con los rebrotes quieren recuperar fuerzas «por o que poda vir».

Piden al Sergas un cambio de regulación que no les penalice

En algunas residencias demandan al Sergas un cambio de regulación que no les penalice y no sume más dificultades a la hora de conseguir personal de Enfermería. Cuentan que muchos prefieren un contrato pequeño en el Sergas a trabajar en una residencia, porque un contrato en el primer caso les va sumando puntuación a la hora de opositar y hacerlo en un geriátrico no. Al contrario. Apuntan que si trabajan en un centro bajan de posición en las listas del Sergas y se van a la cola. Otra diferencia es también el sueldo. El salario es muy superior en el Sergas, aunque hay diferencias entre unos centros y otros, indican.

A cambio, en las residencias resaltan que ellos ofrecen estabilidad y que el trabajo de Enfermería desempeñado en estas instalaciones es gratificante y «moi bonito», para los profesionales de una carrera tan vocacional como es esta. En la residencia de A Estrada a la hora de buscar personal recurren a los listados de la Xunta pero, aunque aquí no hay problemas, reconocen que no es fácil encontrar trabajadores.

El año pasado hubo oposiciones del Sergas y eso también hizo que las residencias geriátricas tuvieran complicado cubrir con sustitutos las vacaciones del personal de Enfermería. Este año no hay exámenes pero la carencia continúa y hay quien piensa que es posible que este año a causa del covid-19 el número de contratos para los centros sanitario públicos esté siendo también mayor.

«Yo empiezo a buscar en febrero pero llegada la fecha hay quien no viene»

El director del Fogar Enxebre de Río, en Rodeiro, Fabián Calandria, explica que «yo empiezo a buscar en febrero pero llegada la fecha hay quien no viene porque ya no está disponible». Este año consiguieron cubrir los descansos y las vacaciones que el personal necesita. El centro fue seleccionado por la Diputación para recibir personas de Enfermería en prácticas «pero al final no hubo personal que nos pudiera enviar aquí». Demandando auxiliares pidió al Inem diez personas y luego otras diez «pero no pudimos contratar a nadie» de entre todos los candidatos. Cree que «no hay mucha voluntad de trabajar y para cubrir el verano nos volvemos locos», afirma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Personal de enfermería y auxiliares cotizan al alza en las residencias