Los sindicatos se levantaron de la mesa de Florentino sin acuerdo

Cien mil euros separan las posturas de las dos partes


Lalín / La Voz

Los sindicatos cifran en cien mil euros lo que los separa de un posible acuerdo en la mesa de negociación del ERE de Florentino. La oferta de la empresa en la reunión mantenida ayer, enmarcada dentro del proceso de negociación, fue de 22 días por año trabajado hasta un máximo de 14 mensualidades. Los sindicatos pedían 25 días por año trabajado hasta un máximo de 16 mensualidades.

La empresa no aceptó la propuesta que hacían los representantes de los trabajadores y los sindicatos se levantaron sin acuerdo. Tras la reunión se celebró una asamblea en la que los afectados decidieron por unanimidad no aceptar la último oferta de la firma textil.

La de ayer era la última reunión marcada en el calendario dentro de la oferta de negociación. Pese a todo y a que se levantaran sin acuerdo apuntaban la intención de volver a hablar con la empresa pidiendo un esfuerzo de cara a un posible acercamiento de posturas y la concesión de esos 25 días en vez de 22 por año trabajado y una subida del tope de 14 a 16 mensualidades.

La intención de Florentino, que alegaba que no podía poner más dinero, sin poner en peligro la viabilidad de la empresa, era llevar a cabo el ERE, que supone el despido de medio centenar de trabajadores, con el inicio del mes de agosto.

Compromiso por Lalín lamenta «fondamente» que desde el gobierno local ni se les contestara a la propuesta de un texto consensuado para llevar a pleno debido a la situación del sector textil. La formación agradece a nacionalistas y socialistas sus aportaciones que, dicen, «Compromiso tería aceptado, ao compartir o espírito das mesmas». Considera que «o silencia do goberno deixa ben ás claras á complicidade política de Crespo co empresarios».

En el texto consensuado se apuntaba la solidaridad del pleno con los afectados por los despidos y que consideraban que después de trabajar durante décadas deben tener una salida laboral acorde a su formación y desde las administraciones , en este caso el Estado y la Xunta, debían elaborar planes de reciclaje formativo para facilitar la reincorporación laboral. Creen que las empresas afectadas deben hacer un esfuerzo a la hora de indemnizar a los despedidos y que se comprometa a recuperar en un futuro a esos trabajadores i mejora la situación.

Por su parte, Crespo señaló ayer en Radio Voz que sigue estando ahí para empleados y empresarios. Recuerda que mientras estuvo en la posición hubo otros ERE y la postura del Concello fue de neutralidad. Crespo dice que quiere que en Lalín quede el mayor número de puestos de trabajo. Señala que cuando una empresa tiene un problema económico «e fai un ERE, legalmente non podemos darlle cartos á empresa» y que «vou facer como sempre fixen todo o que está na miña man cando unha empresa tivo un problema».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los sindicatos se levantaron de la mesa de Florentino sin acuerdo