Guerra abierta para usar los fondos municipales


lalín / la voz

Superado el escollo y logrado el acuerdo sobre la inyección económica de la Unión Europea, el debate se traslada ahora a los Presupuestos del Estado y su negociación. En ese marco también figura la pretensión del Gobierno de Sánchez de usar los remanentes conseguidos por los concellos, es decir, fondos municipales que se devolverían «a contagotas e encima dígoche para que os teñes que gastar», comentaba ayer entre crítico e irónico el alcalde de Lalín, José Crespo. La medida que se iba a tratar la pasada semana por la junta de gobierno de la Femp, paralizada por el rechazo generalizado de sus integrantes, reabre vías de presión desde múltiples frentes para intentar que la Administración central recule y haya una disponibilidad sin cortapisas de ese dinero por los ayuntamientos que lo ahorraron y que, en algunos casos, ya recurrieron a él.

Crespo auguró que la Femp podría estallar por los aires si finalmente su presidente y regidor de Vigo, Abel Caballero, termina por aceptar la pretensión estatal. Recordó que tienen un remanente de unos seis millones de euros y avanzó su intención de acudir a la vía judicial si es necesario, apuntando que preside a nivel nacional la asociación Anmer, que reúne a casi doscientos ayuntamientos de toda España con energías renovables. Al margen de lo que hagan Femp y Fegamp, desde Anmer también prevé que si «temos que pelexar iso xudicialmente pelexarémolo».

Incluso en las filas socialistas hay voces críticas, más tibias, con la negociación entre Gobierno y Femp para esos remanentes de los concellos. El portavoz municipal del PSOE de A Estrada, Luis López Bueno, reconocía ayer que «non segue a lóxica do aforro, se xeras unha bolsa de cartos, o ideal é que os poidas aplicar onde desexes sen que interveña ningunha outra Administración». Afirmó no compartir ni «o mecanismo, nin as condicións previas nin a porcentaxe de remanente que se devolverá nos dous primeiros anos», aunque matizó que los remanentes que se transfieran al Estado regresarán de forma íntegra a los concellos y aludió al acuerdo aún sin plasmarse negociado entre el Gobierno central y la Femp.

Por su parte, el BNG registró mociones en todos los concellos de Deza y Tabeirós para aprobar en pleno, solicitando a la Xunta que medie con el Gobierno central para derogar la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, permitiendo a las entidades locales atender las competencias propias con cargo a los remanentes y superávit, además de ampliar la capacidad de endeudamiento de los concellos para afrontar esos gastos. Por otra parte demandan que el Estado tenga como interlocutor de los ayuntamientos gallegos a la Fegamp. Cuestionaron que el Gobierno central quiera dotarse de liquidez a costa de los remanentes municipales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Guerra abierta para usar los fondos municipales