Lener trabaja en la posible venta definitiva del colegio Sagrado Corazón

La deuda del centro educativo lalinense suma un total de 2,1 millones de euros


lalín / la Voz

Lener, el despacho de abogados de Vigo que lleva la administración concursal del colegio Sagrado Corazón de Lalín realizó ya el informe preliminar correspondiente del pasivo del centro, una vez terminó el plazo de declaración de los créditos por parte de los acreedores. Ahora, una vez que el Juzgado tiene el informe, hay que esperar a posibles reclamaciones y que los responsables judiciales tomen la decisión de elevarlo a definitivo.

La notificación de las deudas por parte de los acreedores no arrojó ninguna sorpresa destacable y se encuentra dentro de las cifras que ya se venían apuntando elevándose a unos 2,1 millones de euros. Una cantidad que incluye la hipoteca que tiene el colegio y que supone una cifra importante dentro del total.

Los administradores concursales, tal y como ya lo han venido diciendo en las últimas semanas, trabajan en la posible venta del colegio lalinense que otorgue al centro una solución definitiva y que suponga una compra completa de las instalaciones. La decisión, en todo, caso, llegado el momento la tendría que adoptar el Juzgado número 2 de l Mercantil de Pontevedra que es el que lleva el concurso de acreedores.

Una vez que el listado de deudas y acreedores sea definitivo en cualquier concurso de acreedores se abren dos caminos. Uno sería un posible convenio que en este caso no parece posible y el otro sería abordar la fase de liquidación del colegio que pasaría por la posible venta del mismo.

Desde el colegio se apuntaba hacía unas semanas la pretensión de los administradores concursales en poder encontrar una solución definitiva para el colegio en el menor plazo de tiempo posible, a fin de clarificar el futuro del colegio antes del inicio del próximo curso escolar.

La situación del concurso no parece haber afectado mucho a la matrícula. El ex director y ex administrador del colegio, Manuel Gil, que hizo en solitario, una oferta de alquiler por un año, prorrogable a dos si a causa de la pandemia el próximo curso no hay clases presenciales, cifraba la pérdida de alumnos en 20 ó 30, de un total de más de 300. Una cifra que podría ser fácil de recuperar en el caso de un nuevo proyecto educativo.

«Estaría encantado si aparecese alguén que mercara o colexio»

Manuel Gil explicaba ayer que «estaría encantado si aparece alguén que mercara o colexio». En el caso de que no fuera así ofrece a los administradores concursales «unha última opción para evitar que o centro puidese pechar». De ahí esa propuesta de alquiler. Pagaría, dice, una cantidad al mes «e non me faría cargo da débeda». Cree que experiencia le sobra y tras la gestión con un grupo de profesores del colegio tras el primer concurso de acreedores, esta vez la propuesta la presenta en solitario. La oferta expira el día 22 a las 23.59 horas y señala que su única intención «é que haxa un último recurso» pero «si ven outra persoa coherente que o colla, xenial». No quiere esperar a saber si se acepta o no su petición al mes de agosto para tener tiempo de organizarse dada la nueva normativa para el comedor, por ejemplo, a causa de la pandemia. En el caso de que fuese aceptada, él se encargaría de la administración, pero no de la dirección, y buscaría un equipo. En cuanto a la guardería cree que los precios que había ahora eran alto y anuncia que los bajaría, a los que se venían cobrando antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lener trabaja en la posible venta definitiva del colegio Sagrado Corazón