«A clientela busca produtos comprometidos coa protección do medio ambiente e o seu entorno»

amelia ferreiroa LALÍN / LA VOZ

DEZA

E CUIÑA

Este alojamiento rural se convirtió en el primero de toda España en certificarse con la Q sostenible

12 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Casa de Cacheiro, establecimiento de turismo rural situado en la parroquia silledense de Lamela con cinco lustros años de trayectoria, acaba de obtener la marca Q sostenible convirtiéndose en el primer alojamiento rural de España en hacerse con ese distintivo otorgado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). Un aliciente más para quienes optan por acudir a una casa rural que ya atesora diversos premio.

Obtener la marca Q frente a la norma UNE-ISO 21401 garantiza la implementación, mantenimiento y mejora continúa de un sistema de gestión enfocado a ser cada vez más sostenible. Un compromiso que ahora ha supuesto el reconocimiento recibido desde el ICTE. Además esa búsqueda para implementar medidas en torno a la sostenibilidad «é unha constante na casa, tanto por parte dos que nos visitan como tamén nós mesmos á hora de apostar por todo tipo de pautas de reciclaxe, separación de lixo ou de papel xa que cada vez a clientela busca produtos e servizos comprometidos coa protección do medio ambiente e o seu entorno» comenta desde Casa de Cacheiro, Mabel Vidal.

Con esta certificación, con la que se alcanzan los objetivos relativos a los recursos necesarios para el mantenimiento y mejora del sistema de gestión de sostenibilidad así como una correcta comunicación entre los miembros de la organización, se añade un nuevo reconocimiento a unas instalaciones que cuentan con numerosos premios. En el año 2002, tras una selección de casas y hoteles rurales distribuidos por la geografía española, el comité de Radio Turismo le otorgó el Premio Posada de Oro. Posteriormente en 2006 Casa de Cacheiro fue galardonada con uno de los primeros distintivos Sicted en Destino además de hacerse en ese mismo año con la Q de Calidad Turística y un año después, en 2007, consiguió el certificado de la marca de garantía de Galicia Calidade convirtiéndose por aquel entonces en la primera empresa dezana en recibir dicho sello.