Las peticiones del ingreso mínimo vital disparan la labor del padrón

Los vecinos buscan el asesoramiento y certificados en los concellos de la zona


Lalín / la voz

El plazo para solicitar el Ingreso Mínimo Vital se abrió el pasado día 15 y en pocos días la cifra de solicitudes se disparó en todo el Estado. Las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes no son una excepción. No es posible, de momento, cuantificar cuántos se están tramitando en la zona porque la única vía es la tramitación a través de la página web del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Las oficinas de este organismo permanecen cerradas al público hasta el 1 de julio. Los concellos son la administración más cercana a la ciudadanía y es habitual que sea a donde los vecinos acudan siempre aunque la cuestión a arreglar no entre dentro de las competencias municipales como es el caso. Y eso es lo que está pasando en todos los concellos en mayor o menor medida.

La necesidad de adjuntar certificados de empadronamiento y de convivencia incrementa cuantitativamente el número de peticiones en los concellos. Es el caso del de Lalín donde desde hace un par de semanas han venido notando ese tirón. De momento no parece que las solicitudes estén provocando una avalancha de altas nuevas en el padrón. Durante estos días hubo alguna pero se desconoce la causa.

En Dozón, el Concello más pequeño de la zona, ya atendieron a algún vecino que quería hacer alguna consulta al respecto o se acercó a por el consiguiente certificado. Fueron muy pocos.

En la mayoría de los casos la primera parada es el departamento de Servizos Sociais. Muchos quieren consultar también si realmente tienen derecho a esa ayuda y cuánto les correspondería. Es el caso de Cruces que vio aumentar la llegada de vecinos y las consultas en relación a estas peticiones. En Forcarei señalan que a los vecinos se les descarga el impreso de la página de la Seguridad Social y se les da para que lo cubran y gestionen por su cuenta la solicitud. Dicen que notaron que la gente no tiene ningún problema en hacer la petición y que se maneja bien por Internet y defienden que la tramitación es sencilla y no tiene complicaciones. En algunos concellos señalan que «pódese facer a través do teléfono móvil incluso, aínda que sexa algo máis engorroso que desde un ordenador». En Silleda explican que acuden a preguntar son usuarios habituales de Servizos Sociais. Allí les asesoran sobre esta y sobre cualquier otra ayuda.

Preparativos en la oficina de la Seguridad Social para abrir el día 1

El viernes la verja metálica de la entrada de la oficina de la Seguridad Social estaba media abierta. En el interior, los trabajadores ponían a punto las dependencias para abrir al público el próximo día 1. A la salida un trabajador explicaba que había que adecuarlo todo señalizando para que los ciudadanos guarden las distancias y gestionar la colocación de geles, mamparas y otras medidas de protección, En la puerta un cartel informa de que solo se atenderá con cita previa y el teléfono y nombre de la página web de la Seguridad Social, así como dos hojas informativas sobre el proceso de solicitud del Ingreso Mínimo Vital.

En estas se explica que los que no disponen de acceso a Internet podrán enviar la solicitud y la documentación por correo ordinario.

«Estamos ayudando a todo el mundo, vienen con cita previa y se lo tramitamos desde aquí»

En el departamento de Servicios Sociais de Rodeiro, se pusieron a disposición de los vecinos para echarles una mano en la tramitación del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Son conscientes de que no todo el mundo tienen acceso a Internet, bien por falta de medios o por falta de cobertura, o se maneja con este tipo de cuestiones telemáticas.

La asistente social, Lara Hermida Fernández, explica que «estamos ayudando a todo el mundo».

Por motivos de seguridad y de prevención frente al covid-19, el Concello mantiene la atención de cita previa para evitar en temas como es este. La aglomeración de gente y una atención más directa y rápida. Hermida indica que «como llaman antes cuando llegan ya le tenemos preparado incluso el certificado de empadronamiento o de convivencia que necesitan». En el Concello de Rodeiro les descargan el documento para la petición y les echan una mano. Lara Hermida señala que «se lo tramitamos a través de nuestros ordenadores, o lo pueden hacer ellos por su cuenta si prefieren; les escaneamos todo y se lo imprimimos». Se encargan de todo incluida la declaración jurada que tienen que firmar declarando que aceptan hacer la solicitud. «De momento ya atendimos a seis personas y tenemos citadas a cinco para la semana». Los perfiles de los solicitantes son, apunta, «personas con rentas mínimas, en otros casos es gente que se quedó sin trabajo por la pandemia, o que tenían contratos temporales en cafetería o en otro tipo de locales de hostelería» y cuya situación empeoró a causa de la crisis sanitaria. No hay distinción de género «son hombres y mujeres y general de 40 años en adelante», apunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las peticiones del ingreso mínimo vital disparan la labor del padrón