«Queremos un avión de repatriación y no la alternativa que vale 1.800 euros»

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

DEZA

La lalinense María García, atrapada en Chile junto a tres compañeros de la UDC

18 may 2020 . Actualizado a las 22:53 h.

Vuelos cancelados, alternativas desorbitadas en lo económico y sensación de desamparado por parte del consulado de España. Así están viviendo su particular odisea para regresar a Galicia cuatro universitarios que están atrapados desde febrero en el país latinoamericano. Viajaron para cursar asignaturas de Administración y Dirección de Empresas, en intercambio bilateral dentro del doble grado que junto a Derecho cursan en la Universidade da Coruña. La lalinense María García Vázquez, ahora afincada con su familia en Teo, es una de las afectadas, junto a sus compañeros Claudia Varela, Iván Vidal y Enrique de Esteban, dos de la zona de Compostela y otro de A Coruña.

Los cuatro, que viven en un mismo piso cuyo alquiler acaba el día 31 de mayo, se encuentran en Chile desde el 20 de febrero pero a los pocos días ya les anunciaron la cancelación de las clases presenciales. Desde entonces solo tuvieron formación telemática y en vista de que la pandemia se extendía en todo el mundo, a mediados de marzo se pusieron en contacto con el consulado para consultar su situación y «nos recomendaron seguir aquí, que solo se estaba pidiendo a turistas o personas de negocios que regresasen», apunta María.

Los vuelos de regreso los tienen para el verano pero «al estar encerrados en casa y sin clases presenciales decidimos cambiarlos para adelantar la vuelta». Entonces ya estaban en abril y se encontraron con la cancelación de los viajes. Lograron billete con Iberia para el 17 de mayo, pero se canceló, y lo mismo ocurrió con el del 18. Se enteraron de un vuelo de repatriación de un grupo de españoles del Ministerio de Exteriores a través de un conocido, para el 10 de mayo.