La playa fluvial de Pontevea se pone a punto para un verano que espera concurrido

El espacio dispone de baños, lavaderos y zona de acampada y prevé contar con un quiosco para cubrir el mantenimiento


a estrada / la voz

La asociación Entre as Pontes continúa avanzando en la mejora de la playa fluvial de Pontevea con vistas a tenerla en perfecto estado de revista para este verano. El colectivo augura que la crisis sanitaria hará bajar el número de peregrinos y de campistas internacionales que disfrutan del área. En cambio, se espera una mayor presencia de bañistas de la zona por las restricciones a la movilidad que podrían mantenerse todavía y las dificultades económicas de muchas familias que este año se quedarán sin vacaciones.

La playa fluvial de Pontevea está preparada para ofrecer la mejor de las alternativas. En la ribera estradense, la zona de A Praíña se encuentra cubierta de un tapete de hierba mullida para el descanso. En la orilla de Teo se han instalado al lado del puente medieval de Pontevea dos baños provisionales, dos lavaderos y tres grifos con agua potable que ya están en uso. La idea es sustituir estos baños en el futuro por otros con revestimiento de madera, para que entonen más con el entorno. No obstante, entretanto el servicio está garantizado. Por otra parte, la asociación Entre as Pontes espera que el Concello de A Estrada instale en la ribera estradense otros baños químicos -ya que esta zona no existe red de abastecimineto de agua ni saneamiento- y también un contenedor para el depósito de envases ligeros.

El colectivo también quiere contar este verano con un quiosco y una terraza. De esta forma podría obtener algunos ingresos para hacer frente al pago del alquiler de la parcela de A Praíña destinada a uso público y al mantenimiento de todo el área.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La playa fluvial de Pontevea se pone a punto para un verano que espera concurrido