La justicia se paraliza y deja sin ingresos a abogados y procuradores

R. G / R.R. A ESTRADA, LALÍN /LA VOZ

DEZA

Solo se atienden casos de violencia de género, detenidos o protección de menores

09 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El coronavirus ha paralizado también la justicia. En el ámbito civil, solo se atienden autorizaciones judiciales para internamientos por trastornos psiquiátricos o medidas de protección del menor, relacionadas con asuntos de custodias, por ejemplo. En el penal, solo casos de habeas corpus por detenciones ilegales, entradas o registros domiciliarios, actuaciones con detenidos, órdenes de protección de violencia de género, asuntos urgentes de vigilancia penitenciaria o medidas cautelares relacionadas con la violencia sobre la mujer o los menores.

Esto significa, en la práctica, que los juzgados están parados. En el Número 1 de A Estrada hay dos personas cumpliendo los servicios mínimos (una en el Registro Civil) y en el Número 2 una. A mayores, el que está de guardia cuenta con tres funcionarios con guardia presencial. No obstante, el registro de nacimientos es la única causa de actividad hasta ahora.

En Lalín, los juzgados cuentan con tres personas que desempeñan su labor a diario de forma presencial. Estos días apuntaban que apenas hay visitantes, solo alguna persona que acude generalmente para preguntar algún asunto o realizar alguna inscripción en el Registro Civil.