Rapa das Bestas quiere operar como centro de acogida de caballos salvajes

Desde Forcarei se impulsó la idea, con petición ya cursada, para equinos que recogen


a estrada / la voz

La Asociación Rapa das Bestas formalizaba este viernes una petición a la Xunta de Galicia para operar como centro de acogida de caballos mostrencos. Pretenden aceptar a animales recogidos a menos de cincuenta kilómetros de sus instalaciones. La iniciativa partió desde el Concello de Forcarei, para evitar el sacrificio de los equinos que aparecen abandonados en el municipio y tras decidir en pleno el pasado enero reactivar el servicio de retirada de ganado sin dueño.

La regidora forcaricense, Verónica Pichel, había mantenido varias reuniones con integrantes de la Asociación Rapa das Bestas, así como con técnicos del área de ganadería de la jefatura territorial de la Consellería de Medio Rural en Pontevedra y con representantes del colectivo Cabalo Galego do Monte. En esos encuentros surgió la idea de crear un centro de acogida para caballos mostrencos en Sabucedo, gestionado por Rapa das Bestas. Además de cursar esta asociación la petición a la Xunta para activarlo, el gobierno de Forcarei pidió permiso para trasladar allí los ejemplares salvajes que se recojan en el término municipal.

Esa recogida había funcionado algunos meses durante el anterior mandato, acordándose recuperar el servicio tras el acuerdo plenario de enero. Ya se procedió a la contratación de un profesional amante de los animales para llevar a cabo esas labores. El procedimiento habitual es que, tras recibirse un aviso vecinal al Concello de la aparición de un animal mostrenco, la persona responsable lo retire y lo guarde de forma temporal en un recinto. Después se acude a la Guardia Civil para tratar de identificar al ejemplar, emitiéndose un bando informativo. Si nadie lo reclama en un período determinado, se puede proceder de tres formas desde el gobierno local: llevar el caballo a un matadero, sacarlo a subasta o entregarlo en un centro de acogida.

La alcaldesa de Forcarei destacaba ayer su intención de evitar el sacrificio de caballos salvajes con esa apuesta de colaborar con Rapa das Bestas. «Se a Xunta finalmente responde de xeito positivo á solicitude, este sería o cuarto espazo de acollida equina en Galicia», dijo. En la actualidad hay dos en la provincia de Lugo, en Vilalba y O Valadouro, y uno en la de Pontevedra, en A Estrada. «Con esta iniciativa loitaremos contra o maltrato animal e evitaremos que os cabalos acaben sacrificados, pois os centros de acollida teñen a obriga de mantelos durante polo menos dous anos e a súa presenza na contorna axuda ao coidado do medio natural», argumentó Pichel.

Desde Rapa das Bestas, su presidente, Paulo Vicente Monteagudo, resaltó los beneficios del centro para la asociación, al haberse reducido de forma muy significativa el número de ejemplares. «Hai unha década tiñamos máis de seiscentos cabalos e agora hai pouco máis de douscentos», aseguró, reconociendo que la colaboración con Forcarei les ayuda a fortalecer la cita de julio, una Rapa das Bestas declarada fiesta de interés turístico internacional. Pichel incidió en que el éxito de esta celebración también contribuye a la economía forcaricense, al ocuparse alojamientos rurales y generar negocio en comercios y hostelería por la afluencia de visitantes.

Verónica Pichel también había abordado la idea con Francisco Abilleira, integrante del colectivo Cabalo Galego do Monte e investigador en UVigo. De fructificar ese centro de acogida en Sabucedo, podrían estudiarse los ejemplares para difundir los beneficios que aportan estos caballos en la gestión del monte para reducir la biomasa o el control de incendios. Si la Xunta da luz verde, se firmarían convenios de colaboración entre las partes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rapa das Bestas quiere operar como centro de acogida de caballos salvajes