«Doa salmón do Ulla» permitirá ceder ejemplares pescados a la administración

Podrán donarse los capturados en Ximonde y Santeles, e irán para Carballedo


a estrada / la voz

Con la nueva normativa de pesca llega un cambio importante: el proyecto Doa salmón do Ulla posibilitará a los pescadores donar ejemplares pescados a la administración. Así lo explica Salvador Ortega en su página Ás orillas do Ulla, quien especifica que solo se podrán donar los salmones pescados en los cotos de Ximonde y Santeles. Las donaciones contarán para el cupo establecido este año en el Ulla, de 40 salmones, y no se permitirán donaciones en días de pesca sin muerte. El pescador que cede el salmón podrá seguir pescando, y de pescar un segundo, lo ceda o no, deberá dejar de pescar.

Los aficionados que quieran donar un salmón deberán avisar a un número de móvil o en el centro de precintado de Ximonde el día que vayan a pescar, para recoger una bolsa especial en la que podrán transportar al ejemplar hasta una de las jaulas habilitadas: serán cuatro: dos en Ximonde ?Penedo y Liñares? y dos en Santeles ?en mitad del coto y en el extremo aguas abajo?. Desde la administración explican a Ortega que de aceptarse el salmón cedido, se trasladará a la piscifactoría de Carballedo ?en Cotobade? para un tratamiento preventivo, y luego será estabulado con otros salmones hasta el momento del desove ?hacia diciembre?. Esos salmones podrán utilizarse para repoblar o hacer seguimientos en sus migraciones al mar, pero el principal objetivo del programa no es incrementar las repoblaciones del Ulla, sino reducir la captura de salmones silvestres en su ruta hacia la reproducción natural.

Ortega considera positiva la iniciativa, pero con matices. En lugar de permitir seguir pescando, considera que sería un mayor aliciente que los donantes fuesen de los primeros en elegir coto en la temporada siguiente, antes del sorteo. Subraya que con la reducción de temporada de pesca del salmón en el Ulla ?será del 1 de mayo al 30 de junio, un mes menos que años anteriores? son muy pocas jornadas efectivas de pesca: «Son dous meses, pero eu só teño coto para o Ulla, e como máximo poderei ir pescar tres días. De poderse pescar tamén en xullo, os ribereños tiñamos máis opción e podiamos ir catro ou cinco días a maiores nese mes».

Tampoco considera lógico que los salmones donados contabilicen en el cupo: es cierto que de 40 posibles, la pasada temporada se pescaron solo 12. Pero subraya que el Ulla es irregular, y hace cuatro años se pescaron los 60 entonces permitidos antes de acabar la temporada: «E eu espero que este sexa un ano moi bo», comenta esperanzado. Por último, vería más positivo que la totalidad de salmones cedidos se destinasen a incrementar las repoblaciones en el Ulla.

Este programa es novedoso en el río Ulla, pero funciona ya en el Narcea y en el Bidasoa, con 7 salmones donados el pasado año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Doa salmón do Ulla» permitirá ceder ejemplares pescados a la administración