En las comarcas se registraron 443 accidentes laborales el pasado año

Por desgracia hubo que lamentar dos víctimas mortales, el doble que en el 2018


Lalín / la voz

El año pasado se produjeron en los nueve municipios de la zona un total de 443 accidentes laborales, seis más que en el 2018, que se cerró con 437. También se incrementaron lamentablemente el número de los accidentes mortales con dos personas fallecidas, frente a una en el 2018. En el caso del año anterior, se contabiliza un accidente mortal en A Estrada y otro en Cerdedo-Cotobade. Son los datos recabados por la Consellería de Economía, Emprego e Industria. En ambos casos se trató de dos varones.

En julio del pasado año perdía la vida un trabajador de 63 años de A Estrada al caer de un tejado desde gran altura, aunque el accidente tuvo lugar en una obra en Forcarei. De esos 443 siniestros laborales contabilizados, 272 se registraron en municipios de la comarca de Deza y los 171 restantes en Tabeirós-Terra de Montes, en donde se incluye el municipio de Cerdedo-Cotobade.

Análisis por municipios

Por municipios, Lalín continúa registrando un mayor volumen. Fueron 149 en el 2019 y 137 el año anterior. De esos 149, el gruesos eran trabajadores varones, 126, frente a 23 mujeres. La proporción es similar a la del 2018 con 118 accidentes laborales sufridos por hombres y 19 por mujeres. Le sigue A Estrada con 124 en 2019 y 132 en el 2018. En A Estrada se produjo una reducción sustancial en la siniestralidad laboral. De esos 124, 99 eran hombres y 25, mujeres.

Las cifras más bajas corresponden a los concellos de Agolada y Dozón que son también los que tienen una menor actividad y población. En Dozón fueron seis el año pasado y otros tantos fueron los que se registraron en Dozón. En Agolada los seis eran varones, mientras que en Dozón los accidentados fueron cuatro hombres y dos mujeres.

El tercer puesto en el ránking es para Silleda, que es ocupa también el mismo puesto en cuanto a población. Se contabilizaron 58 accidentes laborales el año pasado frente a los 65 del 2018. En el 2019, los sufrieron 43 varones y quince féminas.

En Rodeiro fueron 26, quince sufridos por hombres y once por mujeres. En ese concello el número de accidentes también descendió en el último año pasando de 26 en el 2019 a los 31 que se sumaban en el 2018.. En Vila de Cruces, en cambio la cifra creció de los 23 que se contaban en el 2018 a 27 el año siguiente. Las cifras por sexos son similares los dos años. En el 2019 fueron 24 hombres y tres mujeres los que sufrieron algún tipo de accidente laboral, mientras que el año anterior habían sido 21 varones y dos féminas.

En Cerdedo-Cotobade, la Xunta contabilizó un total de 31 siniestros laborales el pasado año, seis más que el año anterior que se cerraba con 25.

El pasado año de ese total de 31, 25 de los accidentados fueron hombres y seis mujeres, mientras que en el 2018 habían sido 19 varones y seis mujeres. Por último en Forcarei, la cuenta del pasado año sumó un total de 16 siniestros relacionados con el trabajo. De esos, trece los sufrieron hombres y los tres restantes, mujeres. En el 2018 habían sido tres menos, trece, doce hombres y tan solo una mujer.

Solo un 2,4 % de los trabajadores accidentados sufrieron heridas de carácter grave

Aunque este último año se incrementó el número de víctimas mortales y aumentó el número total de accidentes, se redujo el número de heridos graves. Solo el 2,4 % de los accidentados el pasado año sufrieron heridas de carácter grave. Fueron un total de once en el 2019 y dieciséis en el 2018. De esos once, solo hubo una mujer que resultó herida grave, los diez restantes fueron varones.

Cinco de los heridos graves se contabilizaron en Lalín, dos en A Estrada, otros dos en Silleda y uno en Dozón. La única mujer que resultó herida grave lo fue en un siniestro laboral en Rodeiro. No hubo que lamentar ningún herido grave ni en Agolada, ni en Vila de Cruces, ni en Forcarei ni en Cerdedo-Cotobade.

En el 2018, en cambio, fueron cuatro las mujeres que resultaron heridas graves frente a doce varones. Dos de las mujeres resultaron heridas en Rodeiro, una en Silleda y otra en Vila de Cruces. Se contabilizó un herido grave en Dozón, otro en Agolada, tres en Lalín, uno en Silleda, dos en Rodeiro, cuatro en Cruces, dos en A Estrada y dos en Cerdedo-Cotobade y el único concello que se quedó con el marcados a cero en cuando a heridos graves se refiere en el año 2018 fue el de Forcarei.

El resto fueron heridos de carácter leve. Fueron 430 en el 2019, 263 en Deza y 167 en Tabeirós. Del total, solo 87 siniestros de carácter leve tuvieron como víctimas a mujeres, Fueron 53 en Deza y 34 en Tabeirós. Son más que el año anterior. En el 2018 se contabilizaban 430 heridos leves en accidentes laborales, 87 eran mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En las comarcas se registraron 443 accidentes laborales el pasado año